Compartir
Publicidad
Publicidad

Nos vamos al rastrillo de Hermès

Nos vamos al rastrillo de Hermès
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, el tradicional rastrillo de Hermès, y que llevaba dos años sin celebrarse ha vuelto. De hecho, empezó este sábado 11 y estará hasta el próximo 17 de julio a las 18.00 horas. Aún tenéis tiempo de arrasar, porque lo que yo he visto esta tarde era eso.

He dedicido acercarme la tarde del domingo al Hotel Intercontinental, en Madrid, en la primera planta, según entras a la derecha, perfectamente indicado no te preocupes, para ver qué había esta vez. La última vez que estuve fue en el Palacio de los Deportes y como allí me encontré con alguna top internacional, pensé... igual hoy también... pero no, no estaban.

Turistas, muuuuchos turistas, usuarios del hotel que se han encontrado con la sorpresa, y señoras encantadoras que son clientas habituales compartiendo últimas noticias con unas dependientas atentísimas que lucían los increíbles pañuelos de la firma francesa de múltiples formas.

He visto pajaritas, bandanas, muñequeras, tops... todo, de seda Hermès. Vale, confieso: hoy no he comprado, era una primera toma de contacto. Y creo que no debería volver... pero quién sabe...

Mejor organizado que en otras ocasiones, todo está muy colocado, ordenado, separado por colores, por tallas, muy fácil de encontrar. Nada más entrar, una bolsa enorme blanca transparente para ir metiendo tus adquisiciones. La mía la he devuelto vacía... pero las que he visto, hasta dos y tres bolsas en una misma mano.

¿Merece la pena? Sí, porque puedes encontrar bolsos Hermès desde 400 euros; corbatas desde 70 euros; cinturones, carteras, pañuelos desde 100... abrigos increíbles, zapatos y sandalias, y botas alucinantes que menos mal que no tenían mi número...

Eso sí, nada de Birkin, ni uno. Ni por asomo claro, pero por intentarlo... Sí muchos bolsos de piel, hechos a mano, pero no últimos modelos. De hecho, uno de los que estaba triunfando esta tarde era shopping bag para adornar con un pañuelo, de tamaño medio. Y claro, te compras el bolso, de cambias de mostrador, y te compras el pañuelo. He escuchado que Hermès los había pensado para el rastrillo...

He visto también un maletín perfecto en piel amarilla para el ordenador, precioso. Carteras, cajitas para la casa, broches para el pelo, o para los pañuelos, complementos de hogar increíbles... todo muy cálido, casi de invierno, pero como me encanta esa época del año...

Bufandas de lana muy gruesas en tonos grises, al 50 % también... Había relojes, he visto una vitrina con unos cuantos, pero como todos eran masculinos no me he parado. Eso sí, creo que había mayor oferta de camisas masculinas y complementos para ellos que para nosotras. Aunque en calzado no.

Si alguno decide acercarse y cae en la tentación, que nos lo cuente. Unas chicas estaban comprando ya regalos para Navidad... y me parece la mejor opción.

En Embelezzia | Entrevistamos, en exclusiva, a Michael Tonello: "He comprado 130 Birkins", Tres nuevas fragancias de Hermès, Cuadernos de viaje de Hermès

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio