Publicidad

Los apartamentos en The Carlyle

Los apartamentos en The Carlyle
Sin comentarios

Sí, el mercado inmobiliario está presente en nuestras vidas y Nueva York puede ser un objetivo muy interesante. Y si, además, os hablo de parte de la historia viva de las viendas en la Gran Manzana, mejor que mejor. Os hablo de comprar un apartamento en el mítico Carlyle.

Vecindario de lujo, un edificio histórico que te ofrece la posibilidad de comprarte una vivienda o, en su defecto, alquilarlo para estancias largas, un recurso muy interesante para vivir como en nuestra propia casa pero en un sitio mejor.

Este edificio se creó en 1930 como hotel, y fue en 1970 cuando se abrió la posibilidad de alquilar sus increíbles habitaciones. Fue diseñado por los arquitectos Bien & Prince, los creadores de la marca The Carlyle.

The Carlyle

Dicen que se inspiraron en la Catedral de Westminster, en Londres. Entre sus decoradores, Dorothy Draper y Mark Hampton, en su estilo más clásico. Recientemente se ha unido Thierry Despont, dando otro aire de elegancia más actual a sus habitaciones, para que cada vista a Central Park, o el skyline de Manhattan sea una imagen perfecta.

Está localizado en Madison Avenue, en lo más granado del elegante y exclusivo Upper East Side. En su interior, un servicio exclusivo en el restaurante The Gallery, o un café de lo más aromático en el Café Carlyle. Si prefieres una vida más sana, un servicio de belleza y salud personalizado, una farmacia dentro del mismo hotel y un servicio milimetrado 24 horas al día de todas tus necesidades.

El estilo de vida en The Carlyle

Si estás viviendo por un tiempo en estos apartamentos querrás el lujo del cinco estrellas pero en tu casa, sin dar explicaciones ninguna, y si quieres llevarte a tu mascota, hacerlo igualmente. Aquí, puedes. Seda italiana en la ropa de hogar, buffet de almohadas, servicio de mascotas en Central Park, masajes suecos, cenas gourmet al más puro estilo francés. El spa, el centro fitness son algo espectacular. Y si justo a la salida quieres un coche, lo tienes a cuenta de la casa.

Para que todo sea perfecto y a tu gusto, más de 400 personas trabajan en sus 181 habitaciones y sus 60 apartamentos. Bueno, he dicho trabajadores, pero son casi asistentes personales para lo que tú quieras (casi vaya).

Las habitaciones van desde un dormitorio tipo loft, pasando por apartamentos duplex de tres habitaciones, tres baños, estudio, salón, cuarto de servicio y dependencias como en tu propia casa.

Y como el hotel se ha dado cuenta que estos apartamentos con la envidia de la ciudad, ha decidido ponerlos también a la venta, así que os paso los detalles. Desde 120 metros cuadrados, y a partir de un millón de euros.

Más Información | The Carlyle En Embelezzia | El Standard Hotel de Nueva York, Loft de lujo con vistas a Nueva York

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios