Compartir
Publicidad

La Posada del Chaflán, el “new hostel” de Juan Pablo Felipe

La Posada del Chaflán, el “new hostel” de Juan Pablo Felipe
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de una reforma que ha durado casi dos años, el prestigioso restaurante El Chaflán de Juan Pablo Felipe se ha hecho un lifting en toda regla, y vuelve a abrir sus puertas bajo el nombre de “La Posada de El Chaflán”.

Este nuevo espacio, concebido como una “casa de huéspedes del siglo XXI”, ha sido diseñado por los arquitectos Jesús Manzanares y Rafael Benítez, y recupera la filosofía económica, sostenible y original, ¡y la estética! de los hostels que triunfan en Nueva York, y en las capitales europeas más punteras.

Chef Juan Pablo Felipe

La entrada a este nuevo concepto de hotel y restaurante urbano, con un marcado carácter personal y artesanal, está flanqueada por imponentes cilindros de madera multicolor inspirados en la obra móvil del artista conceptual André Cadere, y el tiro de las escaleras que sube hasta las 47 habitaciones de diseño underground, lo han cubierto con coloridos brochazos, en homenaje al Street Art del graffitero berlinés Fran Akermann.

En la decoración de las habitaciones de esta reinventada posada hay que resaltar los vinilos de Cristina Calvo, basados en fotografías artísticas y evocadoras de algunas recetas de Juan Pablo Felipe que incluyen curiosidades, reflexiones y, a veces, poemas de este versátil y sorprendente chef madrileño.

En la planta baja del establecimiento, área que alberga un restaurante con zona lounge y un bar de tapas con mesas altas y una barra cubierta de troncos de madera auténticos, se podrán seguir degustando los platos fetiche que han encumbrado a Juan Pablo Felipe, pero con un formato actualizado y adaptado a los nuevos tiempos.

Aviso para nostálgicos: Jesús Manzanares y Rafael Benítez han tenido el acierto de respetar algunos de los elementos más representativos y emblemáticos del antiguo El Chaflán, como el lucernario acristalado del techo, el olivo natural en el centro de la sala o la imponente cocina vista detrás de un grueso cristal.

Desde Embelezzia queremos felicitar a Juan Pablo Felipe y a su mano derecha, Marisa Sánchez Rico, por su valentía y visión de futuro. Tomasi de Lampedusa escribió en su novela “El Gatopardo” una frase que saco a colación porque viene que ni pintada:

“Algo tiene que cambiar para que todo siga igual”
Un beso fuerte para los dos y, ¡mucha merde!.

Más información | La Posada de El Chaflán Más información | Jesús Manzanares Arquitectos de Interiores En Embelezzia | ¿El restaurante de moda en Barcelona? The Snob, quédate con el nombre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio