Publicidad

La "Cascada de diamantes" de Boucheron

La "Cascada de diamantes" de Boucheron
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El collar "Cascade de Diamants" de Boucheron es como esas pirámides que algunos hacen con la ayuda de copas, y en las que el champán parece caer como si fuese un río, hasta acabar llenando cada una de las copas. Es un haz de luz que nos recuerda que París es una fiesta, y un homenaje a César Ritz con quien Frédéric Boucheron tenía tantos puntos en común.

Frédéric Boucheron (1830-1902) fue el primer joyero en instalarse en la place Vendôme en 1893, y César Ritz (1850-1918) mandó construir su primer palacete en 1898, que después se convertiría en el Hotel Ritz. Ambos tenían un sentido innato del servicio y del recibir bien a la gente.

La parure Cascade de Diamants celebra el arte de vivir en el que se mezclan la elegancia y el arte de celebrar dignamente la felicidad. Valores que tanto Monsieur Boucheron como Monsieur Ritz compartían.

Dibujo_Cascada

Este collar pone en evidencia el cristal de roca, una piedra transparente que siempre gustó mucho a la familia Boucheron. Hace 150 años, Frédéric Boucheron lo empleaba en sus bonbonnières, en sus frascos de perfumes, en los pomos de sus bastones o en objetos misteriosos como aquel estuche de plata adornado con discos de cristal de roca y piedras semipreciosas que vendió a una medium para que pudiera ver en él la luz astral de los seres.

Durante los años setenta, Alain Boucheron invento sorprendentes joyas en las que el cuarzo azul y el rosa convivían de forma armoniosa con el blanco del cristal.

El mismo poder de fascinación y de transparencia actúa sobre los sentidos cuando se observa el collar "Cascade de Diamants" que celebra la unión del diamante con el cristal. Con motivos de diamantes redondos y en baguettes que unen entre ellos elementos de cristal que van trazando una curva.

Taller

Debido a un efecto in crescendo, los elementos de cristal cada vez se van haciendo más grandes, y los fragmentos de diamante cada vez más espaciados, a medida que uno se los va acercando a los ojos.

En su interior, este río de champán está representado por diamantes que, al principio, están ocultos por el cristal de roca en bruto, y que luego van adquiriendo más brillo gracias a un delicado pulido tanto interior como exterior.

Una serie de anillos realizados con diamantes de talla rosa van dando forma a un aro abierto por cuyo interior circula un río de diamantes redondos, de diferentes tamaños, que acaban cayendo en cascada.

Gracias a este extraordinario juego de degradados, esta cascada de champán se transforma en una cascada de luz. La parure Cascade de Diamants es una promesa de eternidad. Es el simbolismo del diamante, pero también del cristal.

En la Edad Media, se creía que los palacios de cristal que se les aparecían a los viajeros perdidos en la selva representaban el paraíso al que se iba cuando se abandonaba este mundo.

Más información | Boucheron En Embelezzia | La "parure" de Boucheron que rinde homenaje al Rey Sol En Embelezzia | "Boucheron Place Vendôme", fuerza y suavidad para vestir con voluptuosidad

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios