Compartir
Publicidad
Publicidad

G Spot, restaurante de lujo en Sintra

G Spot, restaurante de lujo en Sintra
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quiero compartir con vosotros mi menú de ayer en el Restaurante G Spot por varios motivos: por tratarse de un restaurante especial donde la cocina de autor es realmente sabrosa; por el enclave de paisaje natural protegido por la UNESCO que representa Sintra, en Portugal, y por abrir nuestra agenda de lugares por descubrir.

G Spot se parece al restaurante que mencioné hace poco en Aranjuez, Madrid, R de la Calle, un lugar acogedor donde degustar sabrosos platos con la mejor calidad y de chefs que cada día se superan. Cocina de lujo para sorprender en rincones de ciudades pequeñas.

En este caso, mi guía fue el sumiller Manuel Moreira (uno de los mejores de Portugal y a nivel internacional varios años consecutivos), y el artífice de un menú perfecto de otoño en Portugal fue el chef Joao Sá, un joven al que recibir halagos le hace sonrojar.

El Menú

G Spot

Para empezar, una crema de castañas con setas salteadas. Puede que en la imagen se aprecie sabroso, pero os puedo asegurar que hacía tiempo que no probaba una crema tan suave y tan sabrosa como ésta.

Como vino acompañante, un blanco de la tierra. Un Lagoalva 2009 servido muy frío que refrescaba de verdad y dejaba un aroma a natural, a puro, a vino refrescante que combina con casi todo. Fue perfecto para el siguiente plato.

G Spot

Una lubina asada con puré de apio, hojas de coles de bruselas y caviar de berenjena. Espectacular a la vista y realmente suave y apetecible al paladar. Un pescado fresco, muy típico de la zona, en la medida justa para seguir disfrutando de un menú degustación perfecto.

G Spot

Cambio de vino, ahora un tinto Sao Domingos Reserva 2007. Mucho más serio y avisando del plato que se avecinaba. Pato confitado con estofados de lentejas y jinga, el típico licor portugués que horas antes probé en un cuenco de chocolate.

G Spot

Para cerrar uno de los menús más sorprendentes de la ciudad, que cada día se esfuerza más por no ser lugar de paso y sí de visita obligada para disfrutar sus encantos, tarta de limón, gelatina de menta (sencillamente espectacular), dulce de leche y merengue.

Un menú degustación perfecto en un día soleado donde lo único que faltaba era la siesta, como bien decían todos los portugueses de la mesa. Pero en lugar de la opción sedentaria, más caminos por descubrir.

Los encantos gastronómicos

Supongo que os pasa a muchos, que tras un menú degustación espectacular, os apetece un cálido té, suave, en algún paraje diferente. Sintra, una de las ciudades más románticas que haya visto y más en auge, tiene un rincón apartado (bueno, sólo tienes que bordear la mítica pastelería Piriquita), y descubres Maggie´s Tea Spot.

Dicen que es una pequeña calle de Lisboa en Sintra. Hay quien dice que su encanto radica en su trato familiar y en la calidad de sus tés. Lo que es seguro es que la amplia carta de infusiones te permite disfrutar de un pedacito de Sintra desconocido degustando el té de sabor más lejano que puedas imaginar.

Y para los que os lo estéis preguntando. Sí, estuve en la Piriquita, y casi me dejo llevar por el azúcar de sus dulces. Me quedo con sus queijadas, y con la buena charla con una de sus fundadoras, la veterana abuela del lugar y que hoy trabaja junto a su nieta.

Y sí, después paseo. Más que recomendable el Palacio y Quinta de Regaleira. Paraje natural, historia, mundo desconocido y un poco de misterio para hacer la digestión.

Más Información | G Spot En Embelezzia | Restaurante R de la Calle, gastrobotánica de lujo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos