Publicidad

En la mesa, no debes mover el plato

En la mesa, no debes mover el plato
Sin comentarios

Publicidad

Un buen camarero sabe que las buenas maneras en la mesa no permiten que el comensal vaya moviendo el plato a su antojo. Cuando lo sirve, ya tiene previsto colocarlo frente a él de manera que no sea necesario moverlo. En la mesa, no hay que mover el plato.

Es una de las manías que más me han costado dominar. Sin ser consciente de ello, muchas veces le daba vueltas a medida que iba terminando una parte de la comida para poder tener frente a mí el resto. Agradecí mucho a un amigo mío, camarero de profesión, que me hiciera ver el error de etiqueta que estaba haciendo: se terminó darle vueltas al plato sobre sí mismo.

Plato alargado

Si en alguna ocasión el camarero no lo coloca adecuadamente frente a tí, lo colocas tú mismo con discreción justo al principio, cuando te lo sirvan. El plato debe estar distribuído de forma que el comensal vaya a poder comer todos los alimentos cómodamente sin necesidad de moverlo.

Este detalle parece muy obvio cuando te sirven un plato alargado como el de la foto superior pero los redondos tradicionales tampoco deben moverse de lugar. Si se trata de carne, pescado o cualquier otro plato que sabes que vas a tener desechos (huesos, espinas, caparazones de mariscos), ten la previsión de irlos colocando desde un principio en el borde más alejado. Así no tendrás que hacer malabarismos con la comida.

Foto | Lil' Dee, frankartculinary En Embelezzia | Comer la fruta con cuchillo y tenedor, La etiqueta de los palillos en la mesa: el 'chopstick etiquette'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios