Compartir
Publicidad

De la sauna, al baño de vapor, de ahí a la piscina en la azotea

De la sauna, al baño de vapor, de ahí a la piscina en la azotea
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Esta ha sido mi rutina bien temprano esta mañana. Madrugón para poder disfrutar de las horas más frescas del día y aprovechar al máximo un nuevo gimnasio en Madrid, Arsenal, en plena milla de oro y del que me he hecho soy socia desde ayer por la tarde.

No es la operación bikini de Vitónica, es el placer por el placer con un spa urbano, con una azotea en una sexta planta desde la que ni se oye el tráfico de la calle Ortega y Gasset. Es un gimnasio con cuatro piscinas climatizadas, y donde tras oir hablar de él, saber que está triunfando en Barcelona (allí hay masculino, femenino y mixto), y conocer durante un día las instalaciones… pues eso… que he caído.

El Gimnasio Arsenal y sus seis plantas de actividades me han cautivado. Sí, es un gimnasio de lujo. Sí, es solo femenino y por lo que me di cuenta ayer y esta mañana, todas están encantadas. A mi la verdad es que me da igual, pero reconozco… que tiene cierta comodidad, y que ningún lector se enfade, yo sólo acudo a disfrutar.

Gimnasio Arsenal

No soy fan de los gimnasios, jamás lo he sido, pero con este proyecto… he caído. La milla de oro madrileña tiene muchos atractivoss ocultos y no tan ocultos, y de este gimnasio hasta el parking privado para las socias en pleno centro es una de la ventajas.

La segunda, poder estar a las 7.15 a.m. en la sauna, pasar al baño turco, utilizar la fuente de hielo, pasar a los chorros para la espalda, la piscina casi olímpica, para seguir con la sesión de tonificación de abdominales (especialmente) en el agua con una monitora personal, y subir para relajarte al final de tu planning a la azotea con piscina.

Sencillamente, el paraíso… La tercera, el restaurante. Comida sana que puedes llevarte a casa, como yo hoy… que ya no quería ni cocinar, he cogido el menú.

Con mis horarios en la redacción es bastante difícil encontrar actividades atractivas, y de ahí los madrugones, pero si además dispongo de spa casi privado porque esta mañana sólo compartía piscina con una compañera… imaginad la relajación.

Lleva abierto dos meses, y un familiar me lleva diciendo desde junio que tengo que probarlo… debí haber escuhado antes, pero he caído ahora. Sé que los spas urbanos se están poniendo de moda, y que los hoteles de cinco estrellas más chic están incorporando estos servicios para sus clientes. Incluso hasta es posible entrar sin ser cliente de hotel.

Pero también es cierto que Madrid no tenía un gimnasio así. Son 9.000 metros cuadrados de gimnasio; pero no sólo de gimnasio. También hay un centro de estética y cosmética. Espero no caer en sus garras… de momento, ni me he asomado, pero lo haré.

Gimnasio Arsenal

Mi bolsillo está más enfadado conmigo… pero cuando sales de allí tras una mañana de relajación… y sólo piensas en compartir la experiencia, y en volver mañana… pues eso… que como el anuncio… de la sauna, al baño de vapor, de ahí a la piscina en la azotea…

Más Información | Gimnasio Arsenal

En Embelezzia | Los SPA de Natura Bissé en el mundo, Space Payot, un SPA de lujo en el corazón de Paris, Centro acuático de Jean Nouvel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos