Publicidad

David Hockney en el Museo Guggenheim de Bilbao

David Hockney en el Museo Guggenheim de Bilbao
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La semana pasada en una visita al Museo Guggenheim de Bilbao, lamentamos que la segunda planta estuviera cerrada. Por una semana nos perdimos la maravillosa exposición que el martes abrió sus puertas en el espectacular museo bilbaíno.

Los célebres paisajes multicolores donde la alegría de la primavera vuela libremente del británico David Hockney cuelgan por todos sus rincones. Yorkshire tiene un color especial, pintado por su hijo predilecto que pronto cumplirá 76 primaveras.

hockney-guggenheim2.jpg

Si pensamos en Hockney, invariablemente pensamos en piscinas californianas, ya que tres décadas viviendo en Los Ángeles, dieron para eso y para un montón de lienzos de Pop Art. Con la madurez vino la nostalgia de sus paisajes infantiles y ya no ha vuelto a moverse de Yorkshire, con sus praderas verdes, sus bosques...

La exposición consta de casi 200 obras, cuidadosamente seleccionadas de entre las más recientes las pintadas entre 2005 y 2009. Hasta el 30 de septiembre podrá visitarse la exposición itinerante, que ya ha pasado por la Royal Academy de Londres, institución organizadora de la muestra, junto con el Ludwig Museum de Colonia

hockney-guggenheim3

Patrocinada por Iberdrola, la exposición «David Hockney: una visión más amplia»,reúne óleos, carboncillos, acuarelas, cuadernos de bocetos, vídeos y dibujos, algunos hechos al natural y otros realizados con el iPad. El británico es revela como un auténtico virtuoso dibujando en el iPad, cosa que no nos sorprende ya que siempre ha estado al tanto de las innovaciones tecnológicas aplicadas a la pintura: fax, impresora, ordenador, polaroids, photoshop, vídeo...

Hockney pinta cuadros enormes. Algunas obras están formadas hasta por más de treinta piezas. El bosque de Woldgate, los árboles de Thixendale, los «Túneles» del norte de Yorkshire, los espinos en flor, los árboles talados, que semejan tótems...

Una de las salas está presidida por la monumental obra «La llegada de la primavera en Woldgate» (2011), compuesta por 32 lienzos. La espectacular pieza está flanqueada por 51 dibujos realizados con iPad e impresos sobre papel de gran tamaño.

Esta exposición de la obra contemporánea de David Hockney es una ocasión que requiere otra visita a Bilbao, ¿verdad?

Más información |Guggenheim Bilbao En Embelezzia | Retrospectiva de Roy Lichtenstein en el Art Institute de Chicago

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios