Compartir
Publicidad

Con chaqué si la boda es de día

Con chaqué si la boda es de día
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El chaqué es un misterio para más de uno supongo que porque solemos asistir pocas veces a una ceremonia protocolaria que exija etiqueta. El traje es una opción siempre acertada pero podeis elevar el nivel con el chaqué.

De la mano segura de Luis Blas en Mensencia, verás como en un post se puede convertir en una opción para la próxima mañana de etiqueta a la que debas asistir.

No olvides que el chaqué tiene su rigurosidad tradicional. Sus tres piezas: levita, chaqueta y pantalón, permiten pocos cambios o ninguno. Si quieres destacar por algo más que la corbata, mejor sigue con el traje.

El chaqué es para el día

La levita tiene corte americana clásica aunque lleva un sólo botón y se alarga con los dos faldones en la parte trasera. Todos tenemos esa imagen de levita-pingüino en la mente: pues es esa. Sólo en negro y los tonos de gris que más te gusten.

El chaleco ya lo encuentro indispensable en los trajes tres piezas: en el chaqué es obligatorio y estará siempre confeccionado idéntico a la levita: misma tela, mismo color. Ese monocolor le añade elegancia, siempre amiga de la sobriedad.

Pero si eres el novio de la boda o allegados más próximos (padrino, hermanos, el peque del grupo) destacar el color del chaleco tiene su punto: de color claro como el beig, el azul pastel o el buff, un color amarillento que, aunque está de moda, yo descartaría seguro.

Los pantalones de chaqué

El pantalón estará confeccionado de lana, desde la más ligera (lana fría) hasta la más gruesa (lana cheviot) y, ya que puedes optar por el color gris o tejido a rayas, a rayas seguro que te vistes pocas veces. Prohibido el cinturón. Raya marcada y bajos sin vuelta. Perfecto.

La camisa

La camisa no podría ser otra que blanca inmaculada, cuello italiano para que la corbata quede perfecta y puños dobles porque vas a estrenar esos gemelos de oro blanco que tienes guardados para una ocasión muy especial. Porque si tenías pensado llevar unos gemelos fashion, olvídalo: vas de chaqué.

El nudo windsor

La comparación con los pingüinos es acertadísima porque, en un evento de etiqueta, todos los hombres destacan por grupo elegante. La corbata te dará el toque personal: siempre ancha, escoje el color y el motivo que te apetezca pero dentro del marco de la discreción. El esquema de la foto arriba te enseña a anudarla estilo windsor, el más adecuado para vestir con chaqué.

Pero aunque te haga mucha ilusión ir con chaqué, si sabes de antemano que el protagonista masculino de la ceremonia (novio, homenajeado) no va a ir con chaqué, te vas a quedar con las ganas: no puedes ir más elegante que él.

Foto | Trajes Guzman
Vía | Mensencia
En Embelezzia | El nudo Pajarita: cómo anudarlo, cómo llevarlo y cuando

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio