Compartir
Publicidad
Publicidad

Comer caracoles con estilo, ¿es fácil o difícil?

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Aunque no me gustan los caracoles, saber cómo utilizar las pinzas para comerlos sin perder la compostura es todo otro reto interesante. ¡Que se lo cuenten a Julia Roberts interpretando a la protagonista de "Pretty Woman"! Primero, veamos lo que no se debe hacer.

A algunos os parecerá obvio, por si acaso diremos que nunca hay que comerlos directamente del caracol. Acercar el caracol a la boca e intentar comerlo como si fuera una ostra va contra el protocolo en la mesa. Así que no queda más remedio que usar las pinzas y el tenedor para caracoles.

Incluso el plato es especial para caracoles. El secreto es prender el caracol con las pinzas (no utilicéis los dedos) de forma que el agujero quede boca arriba. Hay que sacar el relleno y la carne del caracol todo junto, y comerlo también todo a la vez. Aunque seguro que más de uno querrá quitar la "cola" del caracol: organizaos para hacerlo con discreción y sin dedos. ¡Bravo!

Más información | Fine Dining Lovers En Embelezzia | Protocolo en la mesa: ¿qué hago con el cuchillo del platillo del pan?, Protocolo en la mesa: para comer un huevo frito sólo debes usar el tenedor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos