Compartir
Publicidad

Catamos el Perafita Picapoll 2011 de Celler Martín Faixó, DO Empordà

Catamos el Perafita Picapoll 2011 de Celler Martín Faixó, DO Empordà
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La variedad Picapoll es escasa. Cuando la Filoxera arrasó las viñas en España y Europa, desapareció hasta recuperarse hace unos años en zonas muy concretas de la geografía catalana. Os presento Perafita Picapoll 2011, un vino blanco joven producido por Celler Martín Faixó con DO Empordà.

Las viñas de esta bodega se ubican dentro del perímetro del Parque Natural Cap de Creus y el Picapoll es una variedad autóctona que fue recuperada por la empresa familiar hace pocos años. La mayor producción de esta variedad se encuentra en el Pla de Bages, Barcelona.

Un suelo de cultivo y un clima peculiar: terreno de pizarra que se encuentra a 300 metros de altitud y a menos de 10 kilómetros del mar. El área de Sa Perafita, en el cruce de las localidades ampurdanesas de Cadaqués, Roses y El Port de la Selva, es conocida por los vientos que la azotan, especialmente la Tramontana. Cultivan las variedades Garnacha negra, Cabernet Sauvignon, Merlot, Picapoll y algo de Moscatel de Alejandría.

Perafita Picapoll

perafita-picapoll cadaques

La uva se recolecta a mano en cajas pequeñas de 10 kilos. La fruta es de grano pequeño, supone un mayor porcentaje de piel respecto al mosto durante la maceración. De ahí su color amarillo brillante. Un vino de vinificación joven, se comercializa desde el año 2007.

Se elabora con un 91% de Picapoll blanco y 9% Moscatel de Alejandría en cubas de acero inoxidable, sin crianza. El enólogo de la bodega es Joan Benejam, un joven profesional apasionado de su trabajo. Fue padre la semana pasada, una buena razón para brindar y dedicarle el post.

Es un vino aromático, con notas olfativas más golosas de lo esperado: flores blancas, melocotón maduro, el aroma del moscatel bien presente. El aromático Moscatel empuja los aromas del Picapoll, un copaje muy acertado.

En boca tiene un frescor muy agradable, voluminoso y una ligera densidad. Una acidez media-alta y notas verdes al final, un toque amargo que le sienta muy bien. Perfecto para pescados, mariscos, ensaladas o foie-gras.

Tiene una producción limitada a 13.300 botellas, la família tienen previsto ampliar un par de hectáreas para cepas de su variedad estrella. Si decidís hacer una escapada a Cadaqués, los 18 kilómetros de carretera que tanto cuestan de conducir tendrán su pequeña recompensa. Tanto las viñas como la masía del siglo XIV, donde se ubica la bodega que le da nombre al vino, bordean las famosas curvas que llevan hasta la bahía de Cadaqués.

celler-martin-faixo-Masia

Más información | Celler Martín Faixó En Embelezzia | Ino de Masia Serra, un vino dulce DO Empordà alabado por expertos internacionales. La cata, Vinos de finca de bodegas Castell de Peralada, DO Empordà (y II): Finca Garbet 2004

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos