Publicidad

Por si te lo perdiste, el desfile primavera-verano 2001 de Alexander McQueen 15 años después

Por si te lo perdiste, el desfile primavera-verano 2001 de Alexander McQueen 15 años después
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

En el 2001, para presentar su colección primavera-verano, el diseñador Alexander McQueen sentó a todos sus invitados al desfile frente a un cristal donde aparecían reflejados, y que permitía ver una sala diáfana ocupada tan solo por un cubo gigante de espejos envejecidos colocado en el centro.

Las modelos desfilaban con la cabeza cubierta por un verdugo - como los que usan los pilotos de Fórmula 1 debajo del casco -, luciendo prendas que todavía hoy podrían estar de rabiosa actualidad rodeándolo hasta que, al final justo del show, mientras algunas de las modelos gesticulaban como apartándose de la cara unas molestas moscas, les espejos del cubo se abrieron hacia abajo dejando ver a una joven odalisca entradita en carnes, cubierta por polillas y con la cabeza tapada por un máscara con cuernos.

Voss Sanitarium

Esta extraña figura aparecía reclinada sobre una especie de chaiselongue hecha de cuernos, y cubierta con tela de saco y encajes raídos, y conectada a un tubo transparente saliéndole de la boca para poder respirar. Esta inquietante puesta en escena iluminada con una extraña luz reproducía una fotografía titulada Sanitarium (1983) del artista estadounidense Joel-Peter Witkin famoso en la década de los 70 por su retablos abigarrados inspirados en los clásicos.

Como os iba explicando, en esta especie de altar se podía ver el cuerpo desnudo de una joven de 15 años llamada Michelle Olley quien, francamente, no sé cómo tuvo valor de posar de a questa guisa frente a todo un auditorio, para representar una alegoría que hablaba de muerte y de renacimiento por medio de esos capullos que tuvieron que abrirse para liberar a las polillas que había en su interior.

Sanitarium

Os invito a ver el vídeo del desfile. Estaréis conmigo en que estos sí que eran auténticos cat-shows, con puestas en escena de lo más teatrales e impactantes, de esas que tardan en montarse toda una semana, y que debieron costar la intemerata.

Pues bien, resulta que Michelle Olley se ha convertido hoy en una importante escritora, y ha querido rescatar del baúl de los recuerdos este vídeo como homenaje a McQueen, para que todos podamos volver a disfrutar del talento y del genio de este gran artista de la aguja y el dedal, a pesar de los años transcurridos, para quien los desfiles eran una representación conceptual que formaba parte también de la colección pues transmitían todo un universo simbólico.

Sitio oficial | Alexander McQueen
En Trendencias | El cuento de hadas de tus sueños lo firma la colección Primavera-Verano 2016 de Alexander McQueen

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir