Compartir
Publicidad
Publicidad

Sara Montiel, así la queremos recordar

Sara Montiel, así la queremos recordar
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para todo hay un ocaso. A veces llega en el momento final y a veces este ocaso acaba sepultando todo lo anterior, convirtiendo lo (considerado) respetable en decadencia. La muerte de Sara Montiel nos dejó la imagen de una decadencia lejana a la imagen de aquella joven actriz hermosa de los años 40 y triunfadora en toda la década de los 50.

El ocaso de una actriz nacida en un pequeño pueblo de Ciudad Real, Campo de Criptana, y que buscó la fama en Hollywood cuando por aquel entonces los iconos sexuales tenían curvas, grandes dotes femeninas y un atractivo de belleza que solo estaba al alcance de grandes nombres como Rita Hayworth, Marilyn Monroe o Ava Gardner.

Sara Montiel
Sara Montiel James Dean

Sara Montiel compartió años de protagonismo y cartas de amor de seguidores que también quedarían encandilados con la belleza de Sophia Loren y de Brigitte Bardot, entre otras tantas que vivieron los años 50 de Hollywood. Época de westerns y más aún, años después, de los spaghetti westerns, donde ya una actriz asentada en la treintena, que se codeaba con Marlon Brando o James Dean en sus años dorados, decía volver a España con 'El último cuplé' (1957). El sueño de Hollywood sería para otras, en cambio, la taquilla nacional llevaba su nombre escrito.

Sara Montiel

Una cara como la suya pedía algo más que un lugar secundario. Sus papeles en 'Locura de amor', título que le abrió el mercado mexicano, 'Cárcel de mujeres', 'Veracruz', donde compartía protagonismo con Gary Cooper a las órdenes de Robert Aldrich, 'La violetera' con Raf Vallone, o sobre todo, su interpretación de Maria Luján en 'El último cuplé' aparecen antes de aquel ocaso final que por desgracia acabó borrando gran parte del rastro popular de tal etapa para aferrarse a un puro, unos escotes, una vejez prematura de una artista de variedades (con película incluida con Juan Antonio Bardem) entre hombres de baja estofa de la nacionalidad de sus habanos.

Sara Montiel

Elvira Lindo ya escribió en 2012 ese epitafio del ocaso que pudo haber acabado a la altura de otras grandes damas italianas nombras anteriormente y que en vez de eso acabó con un anuncio mezquino de su piso en Idealista.

Sara Montiel

Antes de quedarnos con el ocaso, mejor quedarse con aquellos años dorados de estilo de Sara Montiel. Aquel tango sonando de fondo.

Fotos | GTres En Trendencias | Iconos del estilo: Elizabeth Taylor, la última gran diva En Trendencias | Moda de cine: de icono del cine a la moda, Marlene Dietrich

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos