Publicidad

Nueve recetas de otoño fáciles y divertidas para hacer con niños y pasar un buen rato en familia

Nueve recetas de otoño fáciles y divertidas para hacer con niños y pasar un buen rato en familia
Sin comentarios

El otoño ya está aquí y con él apetecen comidas calentitas y sobre todo apetecibles. Si tienes niños, sabrás que por encima de todo priman dos requisitos a la hora de elegir recetas para hacer con ellos: que esté rico (para que disfruten cocinando y comiendo sano) y que sea fácil de preparar. De esta forma, podremos tenerles ocupados y nos pasaremos la mañana o la tarde cocinando juntos.

Palos

Como sabemos que es complicado variar en cuanto alimentación, especialmente si cocinamos con y para los más pequeños, hemos seleccionado una serie de platos para que disfrutéis todos juntos de la forma más divertida posible:

Palitos de hojaldre con mostaza y queso Parmesano

Ingredientes

Para 4 personas
  • Hojaldre rectangular en lámina 1
  • Mostaza de Dijon 30 g
  • queso parmesano rallado 50 g
  • Huevos 1

Cómo hacer palitos de hojaldre con mostaza y queso Parmesano

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 10 m
Captura De Pantalla 2020 10 16 A Las 15

Nuestros compañeros de Directo al Paladar nos recomiendan lo siguiente: cortad la lámina de hojaldre en dos y sobre una extended la mostaza con ayuda de una brocha o el dorso de una cuchara. Espolvoread el queso Parmesano sobre la mostaza y colocad la otra parte de la lámina de hojaldre encima. Apretad suavemente y recortad los bordes para equiparar las dos partes. Después cortad en tiras de un centímetro de grosor aproximadamente y retorced sobre ellas formando espirales. Después hay que colocarlas sobre una bandeja de horno, pincelad con huevo batido y a continuación se espolvorea con semillas de amapola o sésamo. Coced en el horno precalentado a 210 ºC durante 10 minutos o hasta que estén doradas. Para rematar, dejad enfriar antes de servir... ¡y listo!

Pizza de cinco quesos

Pizza

La pizza de cinco quesos es ideal para hacer con niños porque les encanta y además es facilísimo de hacer. Los compañeros de Directo al Paladar recomiendan añadir quesos en las cantidades y forma que más nos guste (lonchas, rallado, en dados, etc). En definitiva, estamos ante un plato de gran sabor y textura.

Empanadillas de atún, tomate y huevo: un clásico básico

Em

Una de las recetas más divertidas para hacer con niños (y riquísimas). Tanto si elegís tomarlas en frío como caliente, tanto si las hacéis en el horno como si optáis por freírlas, las empanadillas de atún tomate y huevo están buenísimas acompañadas de una salsa de tomate frito casero.

Quesadillas de pavo y aguacate

Que

Esta receta es perfecta para seis personas. La clave de las quesadillas de pavo y aguacate son sus ingredientes extra: el aceite, el jengibre, la menta, el ajo, la sal, la piel de lima rallada y el zumo de lima. El truco clave es que una vez tengamos los trozos de tortitas repartidos en platos, repartamos el aguacate, el pavo y la lechuga. Después se tapa con el resto de trozos de tortitas y listo. Según los expertos de Directo al Paladar, son ideales para una cena informal con amigos y nos aconsejan tostar las tortillas de trigo en el último momento, justo antes de rellenarlas, para que no se endurezcan demasiado cuando vayáis a servirlas.

Albóndigas en salsa de tomate

Alb

Para preparar unas albóndigas en salsa de tomate ricas y fáciles, y de unas 40 unidades, hay que calentarlas con abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén y freírlas a fuego fuerte durante un minuto. Los más pequeños disfrutarán muchísimo creando la forma redonda de las mismas... divertidísimo.

Se aconseja servirlas en cuanto estén listas, inmediatamente. Nuestros compañeros de Directo al Paladar recomiendan servirlas con una guarnición de arroz blanco o con un puré de patatas cremoso y pan, mucho pan. Son un plato único perfecto que, además, congela muy bien.

Croquetas con jamón y huevo duro

Cr

Las croquetas de jamón ibérico y huevo duro es la receta clásica que nunca falla, ni a la hora del aperitivo ni de la cena, porque gustan a todo el mundo. Especialmente a los niños, que las devorarán... pero sobre todo, estarán como locos por ayudar en la cocina con esta receta por el hecho de poder amasar, crear formas variadas y rebozarlas para que luego las frían los mayores.

Incluye un par de trucos para que no salga ni un grumo al hacer la bechamel y para que no se abran al freírlas, de forma que salgan perfectas a la primera.

Pastel de carne picada

P

Es una de las recetas más habituales en todas las casas y es que el pastel de carne picada gusta por igual a mayores y pequeños. Este pastel permite obtener algo sabroso sin complicarnos cocinando y, también, dar salida a algunos alimentos.

Hay que cocinarlo con mimo, como algo especial, poniendo mucha atención a todos los detalles que harán que la capa de carne y hortalizas de la parte de abajo esté llena de sabor y que el puré de patatas que la cubre esté ligero y cremoso, rematando con un gratinado.

Bizcocho de crema de leche condensada y zumo de limón

Biz

El sabor, dulce y muy ácido a la vez, resulta sorprendente y no deja a nadie indiferente.. engancha a todos los que lo prueban. Es un bizcocho súper esponjoso y algo húmedo que resulta perfecto para acompañar un vaso de leche o para cualquier momento. Es una receta perfecta para hacer con niños en una tarde de frío o lluvia. Ya veréis cuánto os gusta su sabor.

El clásico pan de pueblo

Pue

Cómo hacer pan de pueblo, una receta algo laboriosa pero en la que vale invertir un poco de tiempo. El pan de miga prieta y corteza consistente es irresistible y seguro que les hace muchísima ilusión prepararlo. Además, es más fácil de hacer de lo que imagináis. Se tarda aproximadamente una hora y veinte en hacerla, pero tendréis que dejar preparada la masa madre el día anterior.

Fotos | Bebés y más, Directo al Paladar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios