Publicidad

Lena Dunham cuenta que ha tenido coronavirus: "nunca me había sentido así de mal a pesar de ser enferma crónica"

Lena Dunham cuenta que ha tenido coronavirus: "nunca me había sentido así de mal a pesar de ser enferma crónica"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los casos confirmados de coronavirus en todo el mundo superan actualmente los 18 millones, según datos recogidos por Google. Aunque más esperanzadora es la cifra de las once millones de personas que ya han superado la enfermedad. Entre ellas se encuentra Lena Dunham, quien ha contado en un post de Instagram su experiencia personal con la Covid-19.

El objetivo es que su historia permita a todo aquel que la lea ver lo humano en lo que puede parecer "una situación abstracta". Para ello se ha explayado contando todos los pormenores desde que dio positivo hasta las secuelas posteriores.

La creadora de Girls pasó años luchando contra la endometriosis que, finalmente, la llevó a someterse a una histerectomía a los 31 años. Además, la directora y actriz también sufre el síndrome de Ehlers-Danlos, un grupo de trastornos hereditarios caracterizado por articulaciones extremadamente laxas, piel muy elástica en la que se forman hematomas con gran facilidad y vasos sanguíneos que se dañan fácilmente. Una condición que también causa dolor y dislocaciones.

Haber pasado por tanto la ayudado, confiesa Dunham en su post, a atravesar mejor en esta ocasión  "el umbral de estar bien a sentirse mal". Todo empezó a mediados de marzo con dolor de articulaciones, después la invadió una "fatiga demoledora" y tuvo fiebre que superaba los 38 grados.

 

"De repente mi cuerpo se rebeló. Los nervios de los pies me ardían y los músculos no parecían querer hacer su trabajo. Tenía las manos entumecidas, no soportaba los sonidos estridentes. No podía dormir ni tampoco levantarme. Perdí el sentido del gusto y el olfato", ha seguido contando Lena.

No obstante, no fueron los únicos síntomas que experimentó: tos seca ("como un metrónomo que llevara el tiempo"), inhabilidad para respirar después de realizar tareas simples como "beber un vaso de agua", sarpullidos de color rojo y un penetrante dolor de cabeza entre sus ojos.

Esta situación se prolongó durante 21 días e incluso, tras dejar de dar positivo en las pruebas de la Covid, seguía teniendo los síntomas. La estadounidense ha reconocido que, a pesar de ser una persona con una enfermedad crónica, nunca se había sentido así: "tenía doloridas las manos y los pies, una migraña incesante y una fatiga que limitaba cada uno de mis movimientos".

Ha querido aclarar también que ninguno de estos síntomas los sufría de forma previa a contraer el virus y que "los médicos no saben todavía tanto de la Covid-19 como para saber decirme por qué mi cuerpo reaccionó de esta manera o de la forma en la que me recuperaré".

Dunham ha aprovechado la ocasión para pedir a sus seguidores que tomen las medidas adecuadas "para protegerse a ellos mismos y a sus vecinos", a pesar de que ella sabe que cuenta con privilegios con los que otros no cuentan, como poder permitirse la sanidad o tener un trabajo que es flexible a sus necesidades.

Sin embargo, concluye que es "crítico que todos seamos sensibles y tengamos compasión en este momento... porque realmente no nos queda otra opción".

Fotos | Instagram de Lena Dunham.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios