Compartir
Publicidad

#KuToo: las mujeres japonesas declaran la guerra al dolor que producen los tacones en el trabajo

#KuToo: las mujeres japonesas declaran la guerra al dolor que producen los tacones en el trabajo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En japón, una corriente de mujeres cansadas de que los empleadores puedan exigirles llevar zapatos de tacón en sus puestos de trabajo han iniciado un movimiento para cambiar las leyes que lo permiten.

Se trata del #KuToo, un juego de palabras que versiona el famoso #MeToo (salvando las distancias entre ambas causas) con las palabras "kutsu" (zapato) y "kutsuu" (dolor). Lo inició en febrero Yumi Ishikawa, una ciudadana japonesa, con un tweet que se hizo viral y en el denunciaba la obligación para las mujeres de usar tacones en la funeraria en la que trabaja.

Desde entonces, el movimiento ha ido ganando fuerza en redes sociales y con una petición en Change que ya han firmado más de 19.000 personas. En ella Ishikawa argumenta que usar zapatos de tacón puede causar juanetes, dolor en la zona lumbar y provocar ampollas.

Pero la causa no se ha quedado entre hashtags y trending topics. La última acción del movimiento ha tomado un carácter más oficial y, esta misma semana, se ha presentado en el Ministerio de Trabajo un manifiesto reclamando una ley que prohíba a los empresarios obligar a las mujeres a llevar tacones por "constituir discriminación sexual y acoso"

Desde el gobierno todavía no se ha emitido ninguna respuestas oficial pero, según se hace eco el New York Times, la líder del movimiento ha manifestado que la petición fue recibida con escepticismo por las autoridades, que ya la han advertido de que sería difícil legislar algo así sin que el mercado laboral cambiara antes su cultura.

No es la primera vez que algo así ocurre. En 2017, más de 150.000 personas firmaron una petición similar en Reino Unido a raíz del caso Nicola Thorp, una mujer inglesa que perdió su trabajo cuando se negó a llevar tacones de entre 5 y 10 centímetros para su puesto de recepcionista.

Cleo Vermij 576806 Unsplash

Una comisión de diputados investigó entonces los códigos de vestimenta en el trabajo pero el gobierno se negó finalmente a cambiar su legislación, a pesar de descubrir que se llegaba a exigir el uso de tacones en trabajos que requerían caminar largas distancias o subir escaleras llevando peso, alimentos y bebidas.

Hasta el momento, solo la provincia canadiense de British Columbia ha prohibido que las empresas obliguen a sus empleadas a llevar tacones por considerarlo una práctica "peligrosa y discriminatoria".

Fotos | Unsplash.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio