Publicidad

El documental sobre el tabú de la regla en la India que ha ganado el Óscar es demoledor y puede verse en Netflix

El documental sobre el tabú de la regla en la India que ha ganado el Óscar es demoledor y puede verse en Netflix
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

"No estoy llorando porque esté con la regla ni nada de eso. Es que no me puedo creer que una película sobre la menstruación haya ganado un Óscar", es lo primero con lo que bromeó Rayka Zehtabchi esta madrugada cuando se subió al escenario del Dolby Theatre para recibir el premio de la Academia al mejor cortometraje documental por Period. End of Sentence.

Lo dijo su directora y lo podríamos haber pensado todas las mujeres que hemos menstruado en un mundo en el que los anuncios de compresas han sustituido la sangre por un líquido químico de color azul. Un mundo en el que, alguna vez, hemos pedido una de esas compresas a una amiga en un hilo de voz apenas imperceptible para después dirigirnos al baño escondiendola fuertemente en nuestro puño cerrado.

Si la regla sigue siendo un tabú en occidente, en la India la cosa se complica aún más. En el país hay lugares en los que las mujeres no pueden acceder a templos, tocar alimentos, comer o dormir junto a otras personas mientras están con el periodo. Incluso se les llega a vetar el acceso a espacios públicos al ser consideradas "impuras" por sangrar.

En este documental de escasa media hora de duración nos trasladamos a Hapur, un pueblo rural de Delhi en el que las mujeres han comenzado una lucha pacífica contra el estigma de la menstruación.

Se trata de una zona en las que generaciones de mujeres no han tenido acceso a productos sanitarios, viéndose obligadas en muchos casos a abandonar el colegio cuando tienen su primera regla. Sin embargo, todo cambia cuando se instala en la aldea una máquina que fabrica compresas low cost. Algo que les da independencia y las hace ir, poco a poco, empoderándose.

El corto cuenta con el testimonio en primera persona de mujeres indias que hablan de la vergüenza asociada a la regla en su sociedad y la falta de acceso a los productos sanitarios a los que deben enfrentarse cada mes.

Ha sido producido por The Pad Project, una organización que surte de productos sanitarios a mujeres que no tienen acceso a ellos y que fue la encargada de construir la máquina en Hapur. Lily Rose Deep y Priyanka Chopra son dos de las caras conocidas que han apoyado este proyecto que traspasa lo cinematográfico para cambiar vidas reales y cuyo resultado ya puede verse en Netflix.

foto | The Pad Project.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir