Compartir
Publicidad
La navidad de los excesos: las claves para regalar a los niños en Navidad y no malcriarlos
Familia, maternidad y niños

La navidad de los excesos: las claves para regalar a los niños en Navidad y no malcriarlos

Publicidad
Publicidad

Con la llegada de las Navidades una de nuestras mayores preocupaciones son los regalos que hacemos. No solo por el dinero que nos vamos a gastar - que también - sino por hacer el regalo perfecto con el presupuesto que tenemos. Esta preocupación se agrava cuando tenemos niños. En parte por lo que les vamos a regalar nosotros, pero también por lo que les van a regalar los demás.

Y es que, a muchos nos preocupa que los niños que nos rodean disfruten de las navidades y sean felices, pero también que no centren estas fiestas en los regalos que van a recibir. Por ello, muchos padres están comenzando a dar pautas a sus familiares sobre los regalos a hacer a sus hijos, cuántos regalar, y qué tipo de regalos hacer. Existen algunas claves que podemos seguir para hacer regalos a nuestros niños sin preocuparnos de malcriarlos.

Los regalos en Navidad o en Reyes

Emma Thompson Lov Eactually Scene 920x564

Una de las cosas con las que nos encontramos al regalar a los niños es que todavía no han terminado de abrir los regalos de Navidad y ya reciben los de Reyes. En ocasiones esto provoca que haya demasiado regalos, que se deje de prestar atención rápidamente a los primeros que obtuvo y que no se valoren los regalos como se merecen.

Por ello, es recomendable elegir regalar solo en uno de los días y darle todos los regalos en ese día. En algunas ocasiones, puede ser buena idea elegir uno de los dos días - el que mejor le vaya a cada familia por logística - para dar los regalos grandes y el otro día darle al niño algún detallito pequeño. De esta manera no habrá un exceso de regalos y aprenderán a apreciar también el detalle.

Juguetes divertidos y estimulantes

Por supuesto que los niños merecen juguetes que sean única y exclusivamente para divertirse o porque les parecen bonitos. Sin embargo, una buena idea es dedicar una parte de lo que se vaya a regalar a este tipo de juguetes y la otra parte a juegos que le ayuden a estimular su creatividad, su intelecto y su sociabilidad.

Si son varios niños, regalarles un juguete que puedan utilizar juntos, aprendiendo a compartir y fomentando así que jueguen entre ellos. Los juegos de mesa, de manualidades, los de construcción, incluso las pinturas o los instrumentos musicales son una buena idea en estos casos.

Cba5e013 F6fd 4d9d Be2f C505879f00bc

Ponerse de acuerdo con la familia

De poco sirve que nosotros tomemos la decisión de no hacerles demasiados regalos, de regalarles solo un día o de escoger más juguetes estimulantes, si nuestras familias no lo saben y regalan sin tener en cuenta esas pautas. Por ello es extremadamente importante que hablemos con nuestros familiares e, incluso, que nos pongamos de acuerdo con ellos en los regalos que les vamos a hacer.

Regalar pensando en el niño o la niña

La realidad es que los niños reciben muchísima publicidad durante estas fechas y lo más habitual es que lo quieran todo. Por supuesto, debemos prestar atención a lo que los niños y niñas nos indican que quieren, pero como adultos debemos dedicar un tiempo a diferenciar lo que es un deseo real y lo que es un capricho impulsivo provocado por la publicidad.

Fuller House Season 4

Para ello es recomendable que pensemos en cómo es el niño o niña al que vamos a regalar, cuáles son sus gustos y qué juguetes son los que más utiliza. De esta manera seremos capaces de elegir una o dos cosas de su lista que sepamos realmente que van a utilizar a largo plazo, en vez de acabar abandonada a los dos días.

La Navidad es mucho más que los regalos

Es importante que los niños aprecien estos días festivos por algo más que los regalos que reciben. Por ello, es importante que dediquemos estas fechas especialmente a crear recuerdos bonitos y duraderos con ellos. Poner el árbol todos juntos, dejando que los niños colaboren y elijan qué adornos quieren poner y dónde puede acabar siendo lo más mágico de la Navidad.

Lo mismo ocurre con algunas actividades más navideñas. Todas las familias tienen algún tipo de tradición, ya puede ser hacer galletas especiales, un tipo de comida particular, poner villancicos cierto día, colgar los adornos, o ver una película concreta todos los años. Crear estas costumbres y hacer a los niños parte de ella puede ser el regalo que se lleven para toda su vida.

Imágenes | Fuller House, Love Actually

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio