Compartir
Publicidad

Malas Madres o cuando queremos volver a ser las protas de la película de nuestra vida

Malas Madres o cuando queremos volver a ser las protas de la película de nuestra vida
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy se estrena Malas Madres, con Mila Kunis, Kristen Bell y Kathryn Hall, en todos los cines de nuestro país y no hay que ser un lince para predecir que la película va a despertar muchas risas en la sala... pero también muchos lloros cuando nos veamos reflejadas en las mismas situaciones estresantes que sus protagonistas.

A veces tengo la impresión de que las madres del siglo XXI somos como ese personaje resuelve-embrollos de la película Pulp Fiction: el Señor Lobo. Unas profesionales expertas en resolver problemas de todo tipo, sin ningún objetivo más en la vida que aparecer, desenredar, recoger, hacer desaparecer, organizar, etc. y volver a desaparecer. Pero, ojocuidao, antes de ser así éramos personas con intereses, gustos, necesidades, objetivos vitales y preocupaciones. Intereses, gustos, necesidades, objetivos vitales y preocupaciones que parece que se han ido al garete desde que tenemos niños.

Badmoms 660x374

Algo parecido le pasa al personaje interpretado por Mila Kunis en Malas Madres. Una mujer que, en la teoría, vive la vida perfecta y tal y como dictan todos los cánones de la sociedad actual. Está casada, tiene dos niños, un perro y un trabajo estupendo en una profesión de lo más moderna. Ah, y misteriosamente puede ir en tacones de un lado a otro. Todo el tiempo. Pero a pesar de tenerlo todo, el Santo Grial de las mujeres de este siglo, se siente desbordada, infeliz, no llega a tiempo a nada y tiene siempre la impresión de que no lo está haciendo bien. Por mucho que se esfuerce. ¿Os suena a algo?

Sí, seguro que os suena.

Y también las ganas de mandarlo todo a la porra. Igual que hace Kunis y sus compañeras de fechorías en la película. Aunque después de verla tenemos la impresión de que pasamos de intentar a ser madres perfectas a ser madres totalmente desmadradas y que la película se convierte más en una teen movie que en una historia reivindicativa. Ah, y si tenemos que buscar otro defecto haríamos hincapié en el penoso papel que les reservan a los hombres en Malas Madres, sombras de lo que son hoy en día muchos padres, compañeros en esta aventura que es tener hijos. Sin embargo, en Malas Madres apenas tienen protagonismo. Mal. Muy mal.

336690 Jpg C 640 320 X F Jpg Q X Xxyxx

Malas Madres es una comedia gamberra con dos claros objetivos: 1) ayudarnos a desdramatizar el caos que vivimos día a día y 2)demostrarnos que no existen las madres perfectas y que lo más importante a la hora de educar a nuestros niños es hacerles felices, no someterse a un montón de normas y de reglas que han dictado otros. Vamos, que lo importante es el amor y el esfuerzo, no actuar de cara a la galería y a la presión social.

El reparto de la película se completa con Christina Applegate, Jada Pinkett-Smith y Annie Mumolo. Jon Lucas y Scott Moore en la dirección.

En Trendencias|11 lecciones de baile que aprendimos del cine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio