Publicidad

Esta es la carta que cualquier madre sobrepasada por el cuidado de sus hijos necesitaría recibir de vez en cuando
Familia, maternidad y niños

Esta es la carta que cualquier madre sobrepasada por el cuidado de sus hijos necesitaría recibir de vez en cuando

¿Qué madre no ha tenido nunca uno de esos días? Esos días en que las obligaciones nos sobrepasan, en que los niños están especialmente insoportables, en que nos faltan las fuerzas para poder con todo y nos sentimos... solas. A Kate Douglas le ocurrió la semana pasada. No fue nada excepcional, en principio. Seguro que miles de mujeres en todo el mundo estaban pasando por lo mismo. Pero es la carta que su marido le dedicó en Facebook la que ha hecho que su historia dé la vuelta al mundo. Porque, en algunos momentos, unas palabras pueden marcar la diferencia entre un mal día y uno muy bueno.

Kate y Scott Douglas son padres de dos hijos. El mayor, Spencer, de cinco años, sufre una enfermedad crónica. Necesita cuidados especiales y una atención constante. El pequeño, Fraser, solo tiene dos años. Kate se dedica al cuidado de ambos a tiempo completo. Unos días atrás, mientras Spencer tenía un día complicado de salud y pedía mimos constantes, Fraser pintó las paredes con un rotulador rojo permanente, tiró agua en la moqueta, echó pintura en el acuario de los peces y se negó a vestirse. El día no empezaba bien.

Kate

Más tarde, tuvieron que ir al hospital por los problemas de Spencer. Y los niños se portaron fatal. Saltaron sobre las sillas. Corrieron por la sala de espera. Kate tuvo que enfrentarse a lo que tantas mujeres viven cada día: las miradas juzgadoras de otros adultos por no hacer callar a sus hijos. Y se sintió derrotada. Cansada. Ya no sabía si era un día complicado o su vida se había convertido en eso.

Cuando Scott descubrió el día que había pasado su mujer, decidió escribirle una carta pública en Facebook. Él sabe a qué se enfrenta su mujer a diario: «Cuando estoy en el trabajo, no tengo que estar pendiente constantemente de que alguien no tire unos plátanos por el retrete. Ella no tiene un equipo alrededor que la ayude y sus problemas pueden ser muy variados si no está pendiente de todo», ha declarado a US Weekly.

After a hard day at work there is nothing better than clocking off. Some days I get home and see my beautiful wife worn...

Posted by Scott Douglas on lunes, 17 de octubre de 2016

Esta es la traducción completa de su carta: Después de un mal día en el trabajo, no hay nada mejor que fichar a la salida. Algunos días llego a casa y me encuentro a mi mujer cansada, exhausta, frustrada y sobrepasada por los retos de ser madre. Al contrario que yo, ella no tiene una hora de salida ni le compensan las horas extra ni consigue un bonus por el esfuerzo que pone en el día a día. No tiene bajas por enfermedad, vacaciones remuneradas, ni fines de semana, ni puentes ni está deseando que haya un festivo para acortar la semana.

El 5 de marzo de 2011 ella fichó en su trabajo como madre. El 8 de junio de 2014 empezó un turno extra. Dos niños que nunca paran, que suponen un reto como madre. Ella nunca ha pedido un aumento de sueldo o ha buscado otro trabajo. Así que, aunque hoy ha sido duro y te has sentido despreciada e insegura, si has supuesto una diferencia en sus vidas... así ha sido realmente tu día:

Ninos

Tus hijos se despertaron en sus cálidas camas, lavadas y hechas con amor por ti. Comieron el desayuno que fue planificado por ti hace una semana cuando escribiste la lista de la compra. Preparaste la comida para uno de ellos, para que la llevara al centro de día, de la cual te preguntaste si era lo suficientemente sana o si se quedaría con hambre. Mientras, hacías equilibrios con el otro en tu brazo, tu pierna, tus hombros... Lo dejaste en el centro de día, donde pasaste una hora consolándolo porque tenía un mal día, y le aseguraste que mamá siempre estaría ahí para él.

Volviste a casa para pasar el día con el de dos años, manteniendo conversaciones y enseñándole a usar el cuarto de baño, enseñándole a pasar de bebé a chico mayor. Lo dejaste en la cama para una siesta, segura de que tenía energía suficiente para el resto del día, aunque sabías que tú no la tenías. Pasaste el resto del día entre tareas domésticas, tareas domésticas y más tareas domésticas. Después de todo esto y un mínimo descanso, recogiste al mayor del centro de día, pediste citas para asegurarte de que estén lo más sanos posible, te aseguraste de que cenaran, tuviste tu primera conversación con un adulto a la hora de cenar, mientras no dejabas de ser una madre y tratando de resolver los problemas del mundo.

Así que, cuando tú ves un mal día, yo veo a una mujer maravillosa que nunca se pone enferma, nunca abandona, nunca les vuelve la espalda a los días duros y que tiene el poder de irse a la cama sabiendo que todo volverá a pasar mañana. Eres una madre increíble y maravillosa. Aunque no te lo parezca, eres lo más maravilloso en la vida de estos niños y te queremos por todo lo que haces.

Las palabras de Scott pronto se hicieron virales, especialmente desde que la blogger Constance Hall se hizo eco de ellas, en un post que acumula casi 25.000 reacciones en Facebook. Kate también las compartió en su red social:

Tonight my amazing husband posted this ❤️ I think every single mother needs to hear this, feel free to share these words with someone you think might need them 󾌬 Love you Scott Douglas

Posted by Kate Douglas on lunes, 17 de octubre de 2016

Ella quiso que la publicación se compartiera para que pudiera ayudar a cualquier mujer que pudiera estar en una situación similar. Además, también ha declarado que su trabajo también está lleno de satisfacciones: «Veo a mis hijos hacerlo todo por primera vez, me abrazan un millón de veces cada día y me llevo una cantidad incontable de te quieros y veo una preciosa conexión que crece más fuerte cada día».

Imágenes | Facebook.

En Trendencias | "Dear friends without children", el viral para homenajear a esos amigos sin hijos que son nuestro mejor apoyo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios