Publicidad

¿Congelar tus óvulos es una pérdida de dinero?
Familia, maternidad y niños

¿Congelar tus óvulos es una pérdida de dinero?

Publicidad

Publicidad

Muchas mujeres se plantean congelar sus óvulos antes de cumplir los cuarenta, una manera de asegurarse de que no tendrán problemas en un futuro si deciden retrasar la maternidad mientras se dedican al cien por cien a sus carreras profesionales o a disfrutar de su estilo de vida. Pero congelar tus óvulos no es una garantía total de que terminarás siendo madre.

Un estudio realizado en el Reino Unido en el año 2013 llegó a la conclusión de que hasta un 60% de las mujeres de entre 18 y 24 años pensaban que nos deberían animar a congelar los óvulos para asegurarnos la maternidad más tardía mientras disfrutábamos de la vida, estudiábamos, etc. Y hasta un 85 % pensaba que era bueno para poder dedicarle todas sus fuerzas a nuestras ambiciones profesionales.

Sin embargo, congelar nuestros óvulos no es una opción tan fácil ni tan eficiente como nos la pintan. No sólo los resultados no están cien por cien asegurados, tampoco deberíamos tomarnos a la ligera este proceso, como si fuera un tratamiento de belleza más, como si nos estuviéramos tratando las arrugas de la piel.

Egg Freezing Cropped 480x259

Precisamente, para promover ese debate, el proyecto Timeless abrió una tienda pop-up en Londres hace unos meses, imitando los códigos de una marca de belleza e invitando al público a pensar sobre la importancia de este avance médico y el impacto que tiene en la sociedad actual, en el papel de las mujeres en el mundo laboral y en cómo afecta a las relaciones.

Lo realmente interesante de este proyecto es que en vez de abrir una galería al uso o un espacio para eventos, han abierto una boutique de belleza con el objetivo de hacer hincapié en la forma en la que estos avances médicos se han comercializado para el gran público, convirtiendo un tratamiento médico en un must, que incluso empresas como Apple o Facebook no han dudado en incluir como incentivos para sus empleadas. O las cocktail parties para congelar óvulos organizadas por brokers.

En definitiva, se ha vendido este tratamiento con excesiva ligereza. Y los expertos aseguran que las clínicas que se dedican a congelar óvulos han exagerado un poco sus éxitos, aprovechando un momento social en el que muchas mujeres están preocupadas por su profesión y quieren sentirse más desarrolladas, pero también saben que no pueden retrasar mucho la maternidad. Es una combinación peligrosa.

Timeless Perfume Poster

Fue en el año 1986 cuando se congeló por primera vez un óvulo, pero no fue hasta el año 2012 que el procedimiento dejó de ser experimental. Pero en casi todos los países se trata de un tratamiento que no cubre la sanidad pública, de un coste tremendamente elevado. Lo ideal es extraer unos 12-15 óvulos, dependiendo de la edad de la mujer. Este tratamiento cuesta entre 2.400 y 3.200 euros, a los que hay que añadir el coste del mantenimiento de los óvulos durante el tiempo que permanezcan vitrificados, unos 150 euros cada dos años (dependiendo de la clínica).

Pero no todos los óvulos aguantan el proceso de congelación ni, una vez superado ese proceso, todos sirven: los óvulos de una mujer de 25 años tienen una fecundidad del 25% mientras que los de una mujer de 40 tienen un 7%. Vamos, que la congelación no garantiza el embarazo al cien por cien.

Planificar nuestro futuro a determinadas edades es importante, así como no olvidar que los años pasan y quedarse embarazada cada vez es más difícil. Además, hay casos, como las mujeres que sufren una enfermedad grave como el cáncer, en los que la congelación de óvulos es una señal de esperanza. Pero se trata de una gran inversión que no en todos los casos obtiene resultados garantizados, por muy bien que se realice el proceso. Las mujeres que congelan sus óvulos con 20 años se embarazan muy fácilmente y hay entre un un 40 y un 50% de éxito entre las mujeres menores de 35 años. Pero cada óvulo congelado no garantiza un embarazo: algunos no consiguen ser fecundados, otros sí pero no llegan a término y otros sí lo consiguen.

Demasiados "y si..." que tenemos que tener en cuenta cuando decidamos hacer la inversión.

En Trendencias|No volver a tener la regla, ¿es posible? ¿Y sano?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir