Compartir
Publicidad

Clones entre grandes firmas: los diseñadores también copian

Clones entre grandes firmas: los diseñadores también copian
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El eterno debate sobre la "clonación" en la moda nos persigue cada vez con más intensidad, y es que entre las marcas low cost es ya habitual que los equipos de diseño apuesten por emular fórmulas que ya triunfan bajo etiquetas de lujo (como garantía de éxito) en lugar de labrarse una seña propia de identidad.

La frontera entre inspiración y plagio es muy fina, y se desdibuja y borra, salvo en casos cantados, porque, y para aquellos que cuestionen la legitimidad moral de esta práctica, eso de tomar ideas prestadas no es nada nuevo y mucho menos, exclusivo de la moda para masas.

Las grandes firmas también se inspiran en grandes firmas, lo que pasa es que lo suyo muchas veces se disfraza de homenaje...Y sino ¿qué me decís de este par de vestidos que parecen el mismo en distinto color pero que no firma el mismo diseñador?

Ambos son prácticamente calcados, el primero, es de la colección ideada por Hannah McGibbon para Chloé primavera-verano 2009, y el segundo, pertenece a la colección de primavera-verano 2008 de Lanvin.

Y es que esta industria todo está inventado: las ideas se reciclan y reformulan continuamente en un inagotable proceso de innovación. ¿La mejor prueba de ello? Que todo vuelve.

Pero una cosa es que genios de la aguja como Galliano, McQueen, o Gaultier, rindan homenaje a sus maestros o que Miuccia Prada sea como el Mesías, y otra bien distinta es que en periodos tan cortos de tiempo nos encontremos con looks tan asombrosamente parecidos.

Con su colección de otoño-invierno 2009, el diseñador de origen libanés Elie Saab deja perfectamente claro que uno de sus referentes es también Albez Elbaz (para Lanvin), pero me parece a mi que se le va bastante la mano a la hora de rendirle pleitesía, porque como decía antes, una cosa es que te influya el estilo de un creador y otra bien distinta que te dediques a copiarlo descaradamente.

El vestido asimétrico de la izquierda lo firma Saab, y el de la derecha, Lanvin, y es de la colección de otoño-invierno 2008/2009 (vamos, un año anterior).

Pero la cosa no queda ahí.

He aquí otra prueba más (izquierda Saab, derecha Lanvin). Y podría tirarme así toda la colección.

No solamente copian los prinipiantes a los consagrados (a la izquieda Monique Lhuillier y a la derecha Dior).

Ni los genios neonatos a leyendas con pasado (a la izquierda Marc Jacobs y a la derecha Sonia Rykiel).

Jacobs sabe llevar las cosas a su terreno y adaptar tendencias pasadas para crear algo nuevo, otros son incapaces de asimilar y modificar y plagian sin más.

Los titanes también se solapan, sino ¿qué os parece la similitud entre Gianfranco Ferré otoño-invierno 2009/2010 (izquierda en color acero) e Yves Saint Laurent primavera-verano 2005 (derecha de burdeos)?

Aunque para colección copiada al milímetro, lo del nuevo Pucci con Balmain (a la izquierda siempre Balmain, y a la derecha Pucci).

¿Tanta prisa por echar a Matthew Williamson para esto?

Lo suyo sí es de juzgado de guardia y los demás son tonterías.

Fotos | the fashion spot

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos