Compartir
Publicidad
Publicidad

Las mejores colecciones de la Semana de la Moda de Nueva York: tendencias Primavera-Verano 2010

Las mejores colecciones de la Semana de la Moda de Nueva York: tendencias Primavera-Verano 2010
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si bien todavía es pronto para resumir en forma de tendencia lo que llevaremos la próxima primavera-verano 2010 porque apenas hemos asistido al primer gran acontecimiento de moda del año, la Semana de la Moda de Nueva York, la mejor manera de ir haciéndonos a la idea de cuáles van a ser los must-haves de la temporada que viene es quedándonos con su esencia: las mejores colecciones vistas en la Gran Manzana.

Empiezo por una de las más esparadas y favoritas de celebrities y anónimas. La de Marchesa. Que a pesar de críticas y reproches sobre su trabajo por acercarse peligrosamente a la alta costura (envidia de los modistos de toda la vida porque dos jovencitas novatas les hayan comido el terreno), sigue siendo la más deseada. Y a la vista de los maravillosos vestidos que hacen no me extraña nada de nada.

El rey del lujo, el encaje y el clasicismo americano no puede faltar nunca en una lista de mejor colección. Y es que, inmune a cualquier recesión, Oscar de la Renta nos deleita con un universo de elegancia muy lejano (su prêt-a-porter es demasiado recargado), pero siempre deseable.

Las propuestas de Proennza Schouler quizás no tengan nada innovativo (de todos modos es la norma en Nueva York, aquí no arriesgan ni experimentan, simplemente fabrican hits sencillos y fáciles de llevar) ni arriesgado. Ni siquiera diferente. Vamos, que no se suelen romper demasiado la cabeza. Pero reconozco que sus complacientes looks hechos a imagen y semejanza de las celebrities que los adoran, me encantan.

Lo mismo que no puedo evitar que me conquiste siempre lo que hace Zac Posen. Al que este año la falta de presupuesto le ha hecho presentar su colección fuera de circuito pero que gracias a la presión financiera ha elaborado una colección fresca y coloridísima (los tonos flúor seguirán el verano que viene), aunque con demasiadas similitudes con Custo o Marc Jacobs.

Aunque para colorido espectacular el de Anna Sui: larga vida a la mezcla de estampados.

El polo opuesto a Posen podría ser Francisco Costa para Calvin Klein. Lo suyo es todo austeridad y falta de tonos chillones. Líneas sencillas y precisas, cortes impecables, y ausencia de ornamentos. Minimalismo en estado puro.

Nada que ver con los aires ochenteros de Jill Stuart, que contagiada por la fiebre del minivestido a medio camino entre Balmain y Hervé Léger, y con cierto aire a lo Alexander Wang, ha caminado sobre seguro. Chicas: los leggings, el látex y todo lo brillante y estrecho se ha convertido en un clásico que ya no se va.

Hablando de vestidos y por mucho que me pese, sigo pensando que Victoria Beckham no lo hace tan mal. Y a pesar de que su único mérito como diseñadora sea hacer solamente aquello que se pondría, justamente esa es la clave de su éxito. Miente quién diga que no se pondría jamás uno de sus modelos…

En Trendencias | Las 10 mejores colecciones Otoño-Invierno 2009/2010 en la Semana de la Moda de Nueva York

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos