Compartir
Publicidad
Publicidad

Las diez lecciones del profesor Galliano

Las diez lecciones del profesor Galliano
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Show Me Emotion" (Enséñame emoción) es el título de la clase magistral de cuatro días de duración que John Galliano dará en Parsons, la escuela de moda más importante de Estados Unidos, y que confirma los rumores que llevaban tiempo, y que consistirá en pasar tres días en el taller con el diseñador y el cuarto asistir a una charla coloquio entre Galliano y el decano del departamento de moda de Parsons Simon Collins, según el mail enviado por la escuela.

La clase tiene como objetivo "que los alumnos exploren y adopten el proceso creativo de Galliano", y probablemente estos serán algunos de los puntos que tocarán:

1. La belleza está donde menos te lo esperas

Egipto

Pocos diseñadores pueden tomar como inspiración la forma de vestir de los sin techo de París que veía cuando salía a correr para crear una colección de Alta Costura. Él no solo lo hizo, sino que la convirtió en una colección mítica.

También demostró que puede ser bello una máscara de pestañas corrida, el pelo como un nido de pájaro o en el sudor. Que el fetichismo, Cleopatra, los Maasai o Mongolia pueden ser Dior.

2. Crea tu historia

La ropa puede ser mucho más que ropa. Pueden contar una historia de princesas que huyen de la revolución soviética y terminan en la Escocia de los felices años 20. Pueden contar la conquista de América. Pueden convertir en realidad los dibujo de René Gruau.

No tengas miedo a limitar tus influencias: pueden venir de ver Matrix o a Chaplin, de visitar un museo y ver obras de Klimt, viajar a Perú o a China. Todo vale.

3. Más es mejor

opera

¿Por qué limitarse? ¿Por qué no llevar un desfile a la ópera? ¿Un tren a la pasarela? ¿Una sombrilla gigante? Y si todo es grande el diseñador también. Nada de salidas discretas. Los finales de los desfiles eran apoteosis del propio Galliano vestido con la inspiracion del desfile. De torero, pirata, astronauta o con chaqué pero sin pantalones.

4. Demuestra tu talento

cierre desfile

Aunque su colección de graduación en Saint Martins, Les Incroyables, de 1984 e inspirada en la Revolución Francesa se vendió enseguida fue otro desfile el que le consiguió el puesto de diseñador en Givenchy. En 1993, en París y practicamente en la ruina consiguió crear en tan solo 15 días y con un rollo de tela negra (lo único que podía permitirse) una colección que todavía hoy da que hablar. Un desfile que se pudo celebrar porque André Leon Talley convenció a São Schlumberger para que prestase su mansión en París para celebrar allí el desfile (las invitaciones eran las llaves de las puertas de la casa) y en el que estrellas como Kate Moss, Nadja Auermann, Christy Turlington o Naomi Campbell desfilaron completamente gratis (Imagenes de ese desfile mítico pulsando aquí a partir del minutos 3:47).

5. No olvides los complementos

gaucho

En todos sus desfiles los zapatos, los bolsos, las joyas y el maquillaje jugaban un papel fundamental para entender todo el concepto. Todo cumplia una función y ayudaba a transimitir el mensaje. Y por supuesto ayudaba a las ventas. Crear un bolso icónico como el Gaucho, o llenar tus prendas de logos justo en el momento en el que va a estallar la tendencia siempre ayuda.

6. Lo de dentro fuera

lencero

La inspiración lencera, los tirantes finísimos, la corsetería visible, las transparencias. Si hoy vemos todo eso en la calle es en gran medida gracias a John Galliano. No fue el primero en hacerlo. Pero fue el que mejor lo hizo. Desde el inicio de su carrera nunca ha escondido el cuerpo femenino. Por el contrario, su ropa siempre lo ensalza dándole poder a la mujer.

7. Reinventa

juana de arco

Un diseñadore debe ser capaz de decir lo mismo de diferentes formas. Y un ejemplo perfecto de esto es cómo Galliano conseguia temporada tras temporada dar una vuelta de tuerca al clásico de la maison Dior: la silueta Bar. Unas veces en trajes de chaqueta inspirados en Marlene Dietrich, otras con armaduras de Juana de Arco o con cinturones de plástico. Galliano reinterpretaba de forma genial y el comprador nunca tenía la sensación de estar viendo una y otra vez lo mismo.

8. Asegúrate de que tu marca es tuya

fetiche

Han sido muchos los diseñadores que al entrar a trabajar en una gran marca crean otra con su nombre pero bajo el paraguas del gran grupo empresarial que la posee, teniendo el control creativo pero no el empresarial, y si surgen problemas como en el caso de Galliano, estos no tienen ningún tipo de poder bajo su nombre que convertido en una marca ya no les pertenece y pueden seguir "perpetrando" colecciones. Cuidado.

9. Crea tu sello

Karlie Kloss gruau

Esto es probablemente lo más difícil. Pero es también lo más importante. Y se vió en el desfile de Oscar de la Renta en el que actuó como "becario" o "asesor invitado". Su toque maestro estaba por todas partes: en los cortes de las prendas, los bordados, colores nunca vistos en de la Renta, maquillaje, complementos... Todo en ese desfile gritaba Galliano. Conseguir una autenticidad y un carácter único e inconfundible cuando casi todo está inventado es el mejor camino hacia el éxito.

10. Actitud

Galliano

Galliano no ha sido un hombre que lo haya tenido fácil en la vida. Han sido más los año en los que ha estado arruinado, durmiendo en el suelo de las casas de sus amigos, que los que ha pasado en la cima. Pero como en todo en la vida, el problema no es caer sino saber levantarse. Y tras su despido de Dior, y con la ayuda de buenos amigos y admiradores de su talento eso es lo que trata de hacer.

Esperemos que sus alumnos en esta Master Class saquen por lo menos estas lecciones.

Fotos | Gtres En Trendencias | ¿De la Renta by Galliano? En Trendencias | John Galliano gana el primer asalto a Dior en el juicio por su supuesto despido improcedente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos