Publicidad

10 años de éxito, 10 años de Proenza Schouler

10 años de éxito, 10 años de Proenza Schouler
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

La de Jack McCollough y Lázaro Hernández es la historia de éxito de la que seguro has oído hablar más de una vez. En su último año en Parsons, los “chicos” de Proenza Schouler (como se les sigue llamando dentro el mundillo) presentaron su colección de graduación y el director de Parsons, positivamente impresionado, contactó con Julie Gilhart, Directora Creativa de Barneys New York, quien al ver la colección, inmediatamente se enamoró de ella y decidió comprarla entera para venderla en los famosos almacenes haciendo que el éxito de la marca subiese como la espuma. Han pasado 10 años desde entonces y Proenza Schouler aún tiene mucho que decir.

McCollough y Hernández están unidos tanto sentimentalmente como en los negocios desde su etapa en Parsons. Y esa unión tan fuerte se nota a la hora de diseñar. Cada uno esboza 100 dibujos por temporada y el mimetismo de la pareja es tal, que solo por la forma de dibujar al maniquí puedes saber quién ha hecho cada uno.

En los primeros días de Proenza Schouler, Lázaro, Jack y Shirley Cook, su CEO desde que la conocieron mientras los tres eran estudiante, vivían juntos en un loft en Chinatown que se convirtió también en su oficina. En 2007, decidieron comprar apartamentos independientes y mientras Hernández vive en Chelsea, McCollough lo hace en el West Village. Como ellos mismos confesaron en una entrevista: “Hemos tomado la decisión - probablemente una de las más difíciles que hemos tenido que adoptar - que trabajar juntos es más importante que vivir juntos.”

Cierto es que la pareja tiene su vía de escape, una casa de campo en Massachusetts a la que escapan siempre que pueden y sobre todo 2 veces al año, cuando tienen que diseñar las colecciones de primavera-verano y otoño-invierno.

0980980

Si tuviésemos que hablar de su trayectoria profesional, podríamos decir que cada año que ha pasado ha sido un paso adelante para Proenza Schouler.:

  • 2002 Su primera colección se vende en Barney’s.
  • 2003 La marca debuta en la Semana de la moda de Nueva York. La colección gana el premio Swarovski/Perry Ellis y el Ecco Domani Fashion Foundation.
  • 2004. McCollough y Hernández ganan el CFDA/Vogue Fashion Fund.
  • 2005. Amber Valletta, Gemma Ward y otras cinco mujeres visten de la marca para la gala anual del Met.
  • 2007. Ganan el CFDA a la mejor colección femenina. El grupo Valentino se hace con el control del 45% de la marca.
  • 2008. La firma introduce el bolso PS1, el bolso que les afianzó en la industria.
  • 2009 . Proenza Schouler gana el CFDA al mejor diseñador de accesorios. Y ese mismo año se estrena The Day Before, un documental sobre el previo a los desfiles en el que aparece el dúo. (Si no lo habéis visto, hacedlo, no so arrepentiréis).
  • 2011. El CFDA a la mejor colección femenina recae, de nuevo, en el dúo de diseñadores, Kristen Stewart aparece con un vestido de Proenza Schouler en la portada de febrero de Vogue US siendo esta la primera vez que la marca aparece en la revista y además, el fundador de Theory compra las participaciones del grupo Valentino en la compañía.
  • 2013. El dúo se alza de nuevo con el premio a la mejor colección femenina en los CFDA Awards.

Las chicas Proenza

87987

Uno de los puntos fuertes de la marca es la legión de seguidoras, sobre todo celebrities que acumulan. Miranda Kerr, Kate Bosworth, Kristen Stewart o Chloe Sevigny son algunas de las estrellas que se rinden a los diseños de Proenza Schouler. Esta última, una gran amiga de la pareja afirma que el sentimiento de seguridad que siente cuando está con ellos en algún evento lo siente también cuando se enfunda uno de sus diseños.

El it bag

098765432

Y aunque ya lo hemos nombrado antes en la cronología, tenemos que hablar de la importancia que tuvo par la marca el éxito de su primero bolso, el PS1, el cual se ha convertido en un must have de toda fashionista y que cada año renuevan utilizando nuevos materiales o estampados que hace de ese bolso una auténtica mina de oro. No sería una locura decir que los bolsos de Proenza, tanto el PS1 como el PS11 son las bazas más fuertes de la compañía y lo que la hace estar en pie.

A pesar del éxito que la compañía está obteniendo en los últimos años y los planes de futuro como la apertura de más tiendas, los dos piensan a menudo en la vida después de la moda. "No haremos esto toda la vida, no somos Karl Lagerfeld" y es que la pareja no piensa pasarse la vida trabajando. Cuando se les presentó la oportunidad de convertirse en los Directores Creativos de Dior, la rechazaron sin dudarlo, no solo por no querer pasar la vida en un avión y el estrés que supondría hacerlo, sino porque asumir un papel en otra empresa significaría perder al menos una parte de lo que han creado con Proenza, un centro mundial de la moda que funciona más como un proyecto de arte que como un gigante corporativo. Y es que lo que ellos buscan es divertirse con lo que hacen.

Fotos | Gtres, All the pretty birds, vanessajackman En Trendencias | Jason Wu, el diseñador que busca hacer "ropa bonita" En Trendencias | Isabel Marant, la mujer que (sin que lo sepas) te viste cada mañana

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir