Compartir
Publicidad
La tendencia de la dieta del ayuno intermitente, ¿es buena para la salud?
Dietas y Nutrición

La tendencia de la dieta del ayuno intermitente, ¿es buena para la salud?

Publicidad
Publicidad

Durante toda nuestra vida nos han dicho que saltarse comidas no era bueno para la salud y que teníamos que cumplir cinco comidas casi religiosamente. Y, sin embargo, en los últimos años se ha puesto muy de moda el protocolo de alimentación basado en el ayuno intermitente y cada vez más personas lo siguen. 

A estas alturas ya sabemos que, efectivamente, este tipo de protocolo de alimentación ayuda a perder peso ya que se adapta a nuestros ritmos circadianos. Estos influyen en el estado de nuestro metabolismo y puede hacer que cumplamos unos horarios de alimentación más adaptados a nuestras necesidades reales de energía y no tanto a las costumbres horarias. Sin embargo, lo que realmente nos preocupa es: ¿es seguro pasar tantas horas sin comer? 

En qué consiste el ayuno intermitente

Básicamente, consiste en que alternemos periodos del día en los que sí podemos comer con periodos del día en los que no podemos comer. Para ello, existen elaborados diferentes protocolos de alimentación que implicaran no poder comer en cierto número de horas y tener x horas concretas al día para poder comer. 

Samantha Gades Gkjlln1t8hq Unsplash

Entre los protocolos existentes podremos elegir los que más se adaptan a nuestras necesidades, estados físicos y objetivos. El más conocido y recomendado para aquellos que empezamos con el ayuno intermitente es el 16/8. Este protocolo implica que tendremos 16 horas seguidas al día en que no podremos comer y 8 horas en las que tendremos que hacer toda la ingesta de calorías necesarias. 

Si lo pensamos, tampoco resultará tan difícil: bastará con eliminar la cena o el desayuno. O bien, adelantar la cena a una hora más temprana y no comer nada hasta media mañana. En otros casos, encontramos los protocolos de ayuno 20/4 o el de no comer en 24 horas en días alternos

Antes de decidir por un tipo de protocolo debemos pensar en cuál es nuestro estilo de vida y cuáles nuestras necesidades, ya que no existe ninguna evidencia que demuestre que cuanto más tiempo ayunemos más beneficios obtengamos. 

¿Es seguro para la salud seguir un ayuno intermitente?

Una de las principales cosas que debemos tener en cuenta es que seguir un ayuno intermitente y tener unas horas más limitadas para alimentarnos no quiere decir que no cumplamos con nuestras necesidades calóricas. Es decir, no se trata de dejar de comer y no ingerir suficiente alimento. 

Afro Hair Beautiful Beauty 2323153

Es, más bien, asegurarnos de no pasarnos. Por ello, antes de iniciarnos con un protocolo de ayuno intermitente es interesante que calculemos nuestras necesidades calóricas diarias, de manera que nos aseguremos de cumplirlas. Para ello puede ayudarnos un nutricionista

En cualquier caso, debemos tener en cuenta que uno de los problemas a los que nos enfrentamos actualmente en cuanto a alimentación se refiere, es un consumo excesivo de calorías. Por ello, limitar el número de horas en las que podemos comer - normalmente a horas en las que realmente vamos a gastar esa energía  que hemos consumido - no hará tanto que no comamos suficiente, como conseguirá que no comamos calorías en exceso que no vamos a poder quemar. 

Por otro lado, una de las pautas importantes del ayuno intermitente es que comamos de manera saludable, evitando ultraprocesados, azúcares añadidos y grasas trans. De nada nos servirá el ayuno intermitente si consumimos todas las calorías necesarias del día en bollos y palmeras de chocolate. 

Icons8 Team Ntwdmdylftw Unsplash

Si llevamos a cabo el protocolo de alimentación de manera correcta, el ayuno intermitente no solo es seguro para nuestra salud y puede ayudarnos a perder peso, sino que ha demostrado otros beneficios adicionales para nuestro organismo. Así, parece que podría ayudar a reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades metabólicas y cardiovasculares

Por otro lado, algunas evidencias sugieren que puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina e, incluso, podría ayudar a mitigar los síntomas de la esclerosis múltiple - que no curarla, por supuesto -. 

En cualquier caso, debemos recordar que el patrón de alimentación que elijamos debe adaptarse a nosotros y a nuestras necesidades, por muy saludable que sea y muy de moda que esté. Que el ayuno intermitente sea perfectamente seguro no quiere decir que sea un patrón para todo el mundo. Si tenemos duda, nuestra mejor opción es, siempre, consultar con un nutricionista. 

Imágenes   |  Unsplash, Pexels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio