Publicidad

Por qué no te esta funcionando la dieta keto: las causas más habituales por las que no pierdes peso con la dieta de moda
Dietas y Nutrición

Por qué no te esta funcionando la dieta keto: las causas más habituales por las que no pierdes peso con la dieta de moda

Publicidad

Publicidad

Has escuchado hablar maravillas de la dieta keto o cetogénica, es la dieta de moda, todo el mundo la hace, existen mil artículos sobre el tema y a todo el mundo parece funcionarle. A todo el mundo menos a ti que, por algún motivo, en el mejor de los casos no estás perdiendo peso y, en el peor, te encuentras incluso mal. 

Cuando una dieta se pone tan de moda, una que además sí que parece tener evidencias científicas de funcionar, puede resultar frustrante ver que a nosotras no nos sirve. Los motivos pueden ser muy variados, pero debemos tenerlos en cuenta para poder ponerle solución. 

No todos los estilos de alimentación son para nosotras

Uno de los mayores problemas que comparten las dietas milagro y las dietas más de moda - incluso las que sí funcionan - es que de tanto boca a boca, todo el mundo acaba siguiendo las mismas pautas y comiendo igual. Sin embargo, no hay dos personas iguales y, por tanto, el estilo de nutrición de cada una de ellas no debería ser igual

Dentro de unas pautas básicas, como el basar la alimentación en comida real, verdura y fruta, la realidad es que cada una de nosotras tenemos unas objetivos diferentes, distintos estilos de vida y diferentes necesidades nutricionales.

Fragata Nguyen Mknxcn6mkiy Unsplash

Las pautas de alimentación y nutrición que nosotras sigamos deben estar adaptadas y pensadas para nosotras y no para otra persona. Es por ello que seguir la misma dieta que una amiga, tu madre o tu celebrity favorita no es una buena estrategia

No la está controlando un nutricionista

Una de las particularidades de la dieta keto es que, aunque funciona, puede ser complicada de seguir y se debe tener un buen equilibrio. Si queremos seguir esta dieta, lo más recomendable es que lo hagamos con ayuda de un nutricionista, que nos pueda hacer pautas adecuadas y controle la cantidad de nutrientes que estamos y que no estamos ingiriendo. 

La dieta cetogénica no funciona en todo el mundo

La realidad es que, aunque realmente funciona para adelgazar, la dieta cetogénica no es recomendable para todo el mundo. Esto se debe a que la cetosis es una especie de estado de emergencia, que debería ser excepcional y, por tanto, no es una situación fisiológica que sea apta para todo el mundo, ni que debamos tomarnos a la ligera. 

No estás en cetosis

La dieta cetogénica es bastante difícil de llevar a cabo y puede resultar complejo saber cuándo estamos en cetosis y cuándo no, o cuando nos estamos pasando. Si la dieta la estamos haciendo por nuestra cuenta y no tenemos el apoyo de un médico o de un nutricionista, es posible que nadie nos ha informado sobre cómo saber si estamos en cetosis

dieta keto

Para tenerlo claro hay algunas señales corporales que podemos tener en cuenta: cambios en el aliento, un aumento en la sensación de sed y, en algunos casos, sensación de mareo. Sin embargo, la única forma de tener claro si estamos en cetosis o no es haciendo pruebas o bien en orina o bien con análisis de sangre. 

Existen a la venta en farmacia unas tiras reactivas para la orina que nos permiten conocer nuestra concentración de cetonas en la orina y así saber si estamos en cetosis por medio de diferentes tonos (a mayor tonalidad en la tira, más cantidad de cetonas en orina). Lo más adecuado es que estemos en tonos intermedios, ya que los altos pueden significar que nos estamos excediendo.

Es muy fácil salir de la cetosis

Otro de los problemas de la dieta cetogénica es que mantenernos en cetosis puede ser más complicado de lo que a primera vista nos parece. Y es que existen numerosos alimentos que pueden sacarnos de ella. Uno de los problemas es que, si no tenemos suficientes conocimientos sobre nutrición y estamos haciendo la dieta por nuestra cuenta, es posible que no sepamos qué alimentos pueden afectar

Así, cifras tan pequeñas como 50 gramos de legumbres, 700 mililitros de leche, un plátano grande, las uvas, una manzana, una patata o, incluso, 300 gramos de remolacha, zanahoria o calabaza pueden sacarnos de la cetosis sin que seamos realmente conscientes y, por tanto, influir en el resultado de la dieta. 

Travis Yewell Xxjciiqaj Y Unsplash 1

Tenemos algún problema metabólico

Una de las reglas más importantes de la dieta keto es que, si padecemos algún tipo de problema metabólico o enfermedad de este estilo, no deberíamos llevarla a cabo. Y mucho menos sin un control médico muy estricto, ya que puede ser peligrosa. 

En general, antes de comenzar cualquier dieta restrictiva como es esta, incluso aunque sepamos que son efectivas, deberíamos consultar con nuestro médico de cabecera y, ante la duda, que nos haga las pruebas que considere necesarias. 

dieta keto

No es una dieta para perder peso a largo plazo

Como decíamos, la cetosis debería ser un estado físico excepcional y puntual y no es recomendable alargarlo en el tiempo. Es posible que, sobre todo si no nos sobra demasiado peso, al comenzar la dieta notáramos que perdíamos peso, pero ahora nos hayamos estancado. 

Esta dieta puede ayudarnos a perder una cantidad de peso puntual, o a desarrollar una mayor masa muscular si es lo que estamos buscando, pero puede que a largo plazo deje de ser tan eficiente en nosotras. 

Imágenes |Unsplash, Directo al Paladar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir