Publicidad

Controlar el acné a través de la dieta: cinco alimentos que debes evitar
Dietas y Nutrición

Controlar el acné a través de la dieta: cinco alimentos que debes evitar

Publicidad

Publicidad

La aparición de acné en la adolescencia - y no tan adolescencia - es una de esas cosas que parece casi imposible evitar. En mayor o menor medida, todos pasamos por una época en la que nos aparecen los dichosos granos y tenemos grandes tentaciones de quitárnoslo - cosa que no debemos hacer -.

Las causas pueden ser muy variadas, los cambios hormonales durante la adolescencia o durante los embarazos, etc., los factores genéticos, nuestros niveles de estrés, las condiciones del entorno en el que nos encontramos o la presencia de bacterias concretas pueden influir en que tengamos acné o en que nos aparezca en momentos puntuales. Entre estos motivos, encontramos también la dieta. Por ello, es importante que conozcamos qué alimentos nos están afectando y es recomendable que los evitemos.

El chocolate con azúcares

Sé que este es el primer alimento que se os viene a la cabeza cuando pensáis en aumentar el riesgo de padecer acné y, por desgracia, no estaríais alejadas de la verdad. La causa, eso sí, no parece ser de la grasa, sino de la cantidad de azúcares que suelen contener y, en algunos casos, la presencia de lácteos.

Las dietas altas en azúcares sí que se han relacionado con un mayor riesgo de padecer acné. La buena noticia de esto es que no tienes que renunciar al chocolate si es tu gran placer ya que el cacao no ha sido relacionado con un aumento del padecimiento de acné.

dieta_evitar_acné

Por ello, si quieres seguir comiendo chocolate sin miedo a que te salgan esos molestos granos, lo único que tienes que hacer es intentar elegir aquellos chocolates más puros que encontramos en el mercado. Los chocolates con un 70% o más de cacao contienen menos azúcares y menos lácteos y son, por tanto, más adecuados para evitar el riesgo.

Los lácteos desnatados

Decir que son más recomendables los lácteos enteros que los desnatados, cuando hablamos de acné, puede parecer raro. Sin embargo, los estudios realizados hasta el momento señalan a a la leche desnatada en vez de a la entera. Las investigaciones realizadas al respecto encuentran que la culpable de la aparición del acné no sería la grasa como se ha creído hasta ahora, sino la proteína de la leche.

Es por ello que, las investigaciones señalan que la mayor correlación entre leche y acné se da en los lácteos desnatados. El motivo es que la grasa de la leche entera nos produce más saciedad, lo que nos ayuda a tomar menos t, de esta manera, evitar el efecto de la proteína de la leche en nuestra piel. Por ello, la recomendación que se hace es que tomemos los lácteos enteros, en vez de desnatados.

Dl U278788 135

Dulces y bollería cargados de azúcares refinados

Igual que en el caso del chocolate, los dulces más habituales contienen grandes cantidades de azúcares libres añadidos. Estos azúcares están relacionados con el riesgo de padecer acné. Algunos estudios encuentran, incluso, que algunas personas podrían presentar cierta intolerancia a la glucosa, lo que les pondría en riesgo de padecer acné muy severo.

En el caso de la bollería, además del azúcar añadido, ocurre que están elaborados con harinas refinadas. Estas harinas son carbohidratos simples que tienen una muy alta carga glucémica. Este índice glucémico también podría estar relacionado con el riesgo que tenemos de padecer acné. Por ello, si queremos reducir nuestro riesgo de padecer acné lo mejor que podemos hacer es eliminar este tipo de productos de nuestra dieta.

Harinas, cereales y pasta refinados

La realidad es que la mayoría de nosotras estamos acostumbradas a comer pan blanco, utilizar harinas de trigo blancas y pasta "normal". Además, incluso cuando intentamos comprar pan integral en el mercado suele resultar que son una mezcla de harina refinada y un bajo porcentaje de harina integral.

dieta_cuidar_acné

Este hecho puede estar afectando a nuestra piel ya que estos alimentos están elaborados con harinas refinadas que, como mencionábamos, se tratan de hidratos de carbono simples con un muy alto índice glucémico. Si queremos mejorar el estado de nuestra piel por medio de la dieta, es recomendable que escojamos hidratos de carbono complejos, como los de las harinas integrales, o los cereales enteros.

Alimentos ultraprocesados

Los ultraprocesados están por todas partes, incluso en alimentos que a veces no esperamos como los yogures o los cereales de desayuno. Una cada vez más importante parte de nuestra dieta se basa en el consumo de ultraprocesados y es difícil alejarse de ellos.

Sin embargo, estos alimentos contienen siempre grandes cantidades de azúcares añadidos, edulcorantes y harinas refinadas. Si padecemos de acné, seguir consumiendo este tipo de alimentos solo va a conseguir empeorarlo. La solución pasa por adquirir nuevos hábitos de vida y que nuestra alimentación se base en el consumo de alimentos frescos, como verduras, frutas, legumbres, frutos secos o semillas.

Imágenes: Gtres, @kendalljenner, @haileesteinfeld

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir