Publicidad

Bridget Malcolm de Victoria’s Secret hay varias cosas que te quiero decir...
Dietas y Nutrición

Bridget Malcolm de Victoria’s Secret hay varias cosas que te quiero decir...

Publicidad

Publicidad

Estimada Bridget Malcolm, hace una semana publicaste en tu cuenta de Instagram esta foto con ropa interior amarilla y la liaste parda, provocando un buen número de comentarios negativos sobre tu físico que insinuaban que padeces algún trastorno alimenticio. También tuviste defensores alegando que sigues una dieta vegana y saludable, pero los detractores fueron mayoría, así que a los pocos días decidiste sacar una nueva imagen similar, acompañada de un texto reivindicando tu derecho a estar así de delgada.

¿Podemos parar con lo de avergonzar por la delgadez por favor? Estoy muy en forma y saludable y no estoy en lo más mínimo anoréxica. He trabajado duro para tener este aspecto y estoy orgullosa de mi cuerpo. Puede que no sea la que tiene más curvas pero soy una mujer que tiene todo el derecho a verse como me veo. Tal vez deberías echar un vistazo dentro de ti mismo y preguntarte por qué sientes la necesidad de avergonzar a extraños sobre sus cuerpos a través de internet. Paz y amor para todos - vamos a cambiar la conversación ❤️

Para empezar, tienes toda la razón, nadie debería meterse con el físico de otra persona, sea cual sea su peso, ni mucho menos acusarla de estar enferma, porque es algo que resulta dañino, tanto si se acierta como si no. Pero viendo tu sorpresa ante las reacciones de la gente, hay algunas cosas que me gustaría contarte, que quizá te ayuden a comprender el enfado que provocó tu foto.

No olvidemos que eres una modelo reconocida (no una extraña), y un ejemplo para muchas de tus seguidoras de lo que significa ser una mujer bonita, sexy y exitosa. Esto conlleva también un poco de compromiso, ¿no crees? Pero vayamos por partes:

Influencias en los Trastornos del Comportamiento Alimentario


New digitals - taken today. #ilovejustinpolanddigitals @thesocietynyc ��

Una foto publicada por Bridget Malcolm (@bridgetmalcolm) el

Aunque se suelen achacar a los medios, la publicidad y las modelos extremadamente delgadas parte de la responsabilidad de los crecientes casos de anorexia y bulimia, hay que tener en cuenta que en estas enfermedades interactúan factores biológicos, psicológicos, psicosociales y socioculturales, siendo predisponentes los factores genéticos, tener entre 13 y 20 años, ser del sexo femenino y tener algún tipo de trastorno afectivo.

Como ves, no hay una única causa, pero de algún modo la exposición incesante de “prototipos de belleza” que nos encontramos a diario, también influye. Así lo afirman en la Asociación Nacional de Anorexia Nerviosa y Desórdenes Asociados (ANAD) de Estados Unidos, aportando los siguientes datos:

  • El tipo de cuerpo retratado en la publicidad como el ideal representa únicamente el 5% de mujeres estadounidenses.
  • El 47% de las niñas-chicas entre 10 y 18 años reportó querer bajar de peso debido a las imágenes de una revista.
  • En el mismo rango de edad, el 69% de las niñas informó que las fotos de las revistas influyeron en su idea de “cuerpo perfecto”.
  • El 42% de las niñas entre 6 y 10 años quieren ser más delgadas.
  • El 81% de los niños y niñas de 10 años tienen miedo de ser gordos.


Putting in the hours of work ��

Una foto publicada por Bridget Malcolm (@bridgetmalcolm) el

El Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, experto en el tema y que ha desarrollado varias investigaciones, publicó la guía práctica para la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria en la que se nos advierte de lo siguiente:

El énfasis que pone nuestra sociedad y el valor que otorga a los cuerpos delgados y juveniles, especialmente en las mujeres, contribuye probablemente al desarrollo y prevalencia de estos trastornos. En los países industrializados modernos el ser delgado se asocia con la belleza, la salud y la riqueza. No es de extrañar que una mayoría de chicas adolescentes quieran ser más delgadas.

Nunca en la historia la coacción publicitaria y social fue tan avasalladora. Y el mensaje que les llega a las adolescentes es que sólo siendo delgadas serán atractivas, espirituales y competitivas con las demás. Para muchas adolescentes no existe autoestima sin delgadez. El adelgazar se ha convertido en metáfora del éxito y el engordar del fracaso. La delgadez extrema, la belleza, es esencial para que una mujer triunfe, sea aceptable y exitosa en nuestra sociedad. El culto al cuerpo y el canon estético de la delgadez esquelética, imposible para el común de las personas porque la osamenta no puede reducirse, obliga a inhumanos sacrificios.

El inicio de una dieta es un desencadenante frecuente en los casos de anorexia nerviosa o bulimia. No quiero caer en una simplificación de las causas, insisto, son múltiples, pero, ¿sigues pensando que la imagen que se promueve desde los “cuerpos Victoria’s Secret” es totalmente inofensiva?

Cosas que no me gustan

En tu defensa indicas que has trabajado duro para tener el cuerpo que tienes, así que aunque es evidente que eres de complexión delgada, el mensaje que estás transmitiendo es que tú físico es fruto de un gran esfuerzo y que vale la pena hacer ejercicio (¿cuántas horas?) y comer menos para verse como un “Ángel”.

Los factores socioculturales promueven la idea de que el bajo peso corporal (conseguido mediante dieta y ejercicio) resulta útil para reforzar el yo, y tanto tus palabras como tus fotos no hacen más que insistir en el mismo pensamiento.

Nada justifica los insultos ni los ataques, y solo tú puedes conocer cuál es tu estado de salud, pero las imágenes que subes a Instagram a primera vista no parecen saludables, y aunque nos equivoquemos, es inevitable pensar igualmente en las consecuencias que pueden tener para muchas niñas, que ya desde los diez años (o antes) empiezan a plantearse que su peso podría ser excesivo.

Catalogo2014

Por otra parte, hay formas y formas de hacerse las fotos, un buen ejemplo lo vemos en el catálogo de lencería de 2014, donde se aprecia tu delgadez, pero no de una manera tan acusada como en los selfies que subes a Instagram. ¿O es que quizá has adelgazado bastante más en el último año? Lo sé, lo sé, no es asunto mío...

Qué pena que no vayas a leer este post, porque ya que te has sentido ofendida porque los demás te cuestionen o intenten decirte cuánto tienes que pesar, quizá ahora tienes una mayor sensibilidad para comprender el martilleo continúo que viven la mayoría de las niñas, chicas y mujeres, a través de la publicidad, las revistas y la red, sobre cómo debería ser su cuerpo para que se considere bello o simplemente aceptable.

Tú no tienes la culpa, por supuesto, el problema es mucho más grande que eso y tiene muchos frentes, pero aun así estaría genial que por un momento te plantearas si vale la pena seguir aportando tu granito de arena... Por pequeño que sea.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir