Compartir
Publicidad

El Rey Midas entra en cosmética

El Rey Midas entra en cosmética
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Así es, el diseñador Tom Ford, todo lo que toca se convierte en éxito y en este caso en oro, su alianza con la casa cosmética Estée Lauder ha dado lugar una nueva colección en edición limitada: Youth Dew.

Cosmética y moda se funden en esta colección de edición limitada que el diseñador Tom Ford, ex Gucci, ha creado junto a la firma americana Estée Lauder, con la intención de mantener el glamour, la historia, la calidad y el espíritu que caracteriza a la casa cosmética, creando una colección actual que huye de la belleza de usar y tirar con objetos maravillosos y de alta calidad. En una palabra, productos de lujo en una línea que actualiza los tradicionales envases de color dorado de la marca, adornados con finas estrías y detalles de ámbar. Auténticas joyas que podemos lucir en el tocador, o no, como las más coquetas y que entre otros objetos, nos sorprenden con La Minaudière, unos polvos compactos que reinventan el monedero de metal. Nuevo color El diseñador se ha inspirado para crear esta colección en su filosofía de la belleza, tonos piel para labios y uñas, una piel maravillosa y unos ojos marcados, con auténticas partículas de oro en los productos que aportan un efecto ligero, natural con un toque sofisticado. El producto estrella es la barra de labios The Lip en cuatro tonos neutros de diferente intensidad.

Lo más destacable de esta nueva línea es la reedición de Youth Dew Amber Nude, un icono de la casa cosmética, una fragancia que ayudó a edificar las bases de la casa y que ahora se reedita con ciertos cambios aromáticos, y con una imagen más moderna en un frasco más simple, para seducir a una mujer joven y contemporánea. En palabras del propio diseñador Ford: “Youth Dew es un icono. He trabajado sobre la versión orginal porque cuando uno se encuentra con un clásico como este, quiere mantenerlo en estado puro y no traicionar sus orígenes”.

La nueva fragancia destaca por unos aromas ambarinos que se funden con la piel irradiando elegancia y sensualidad, en una creación más ligera llena de luminosidad y misterio. La nota de salida la ponen as flores –genciana y magnolia– mezcladas con jengibre y té con un toque de pomelo; el corazón de Youth Dew especiado y floral en la versión anterior se convierte ahora en una combinación de clavel, jazmín e ylang ylang, donde la rosa negra aporta textura y sensualidad, para terminar con unas notas de fondo que irradian luminosidad gracias a la aportación del bálsamo de ámbar junto con un sándalo, vetiver y pachulí más claro y moderno y unas notas de chocolate oscuro.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos