Compartir
Publicidad
Publicidad

Cibeles Madrid Fashion Week Primavera-Verano 2010, todos los desfiles. Día 4

Cibeles Madrid Fashion Week Primavera-Verano 2010, todos los desfiles. Día 4
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cuarta jornada de la Cibeles Madrid Fashion Week Primavera-Verano 2010 empezaba hoy calentita, y es que como cada año, las mañanas más sensuales de la pasarela madrileña las firma un Andres Sardà. La firma catalana, que la pasada temporada nos presentaba a una súper mujer con aires de heroína de cómic, esta vez se pone nostálgica y se pasea por los cincuenta, sesenta y setenta perfilando a una mujer sexy, muy pin-up y con cierto aire marinero.

¿La puesta en escena? Espectacular. Un proyector en forma de ojo de buey que iba mostrando imágenes marinas y psicodélicas. Y un maquillaje y peinados totalmente acordes a los looks. Nada que envidiarle a Victoria Secret...

Y lo dije la vez pasada y me ratifico: gracias por dibujar a una mujer con curvas que se ciñe al modelo real.

Javier Larrainzar es el preferido de infinidad de celebrities patrias, y es que sus diseños son pausados, sencillos y nada estridentes. Vamos, llevables, y hechos también para una mujer madura y de verdad. Sus propuestas para el verano que viene pasan por una paleta de tonos ácidos y una silueta cien por cien ladylike: vestidos lápiz, dos piezas de corte clásico y vestidos vaporosos y de corte imperio para la noche.

Clara Alonso, que abría el desfile, lo cerraba con el mismo garbo y una original propuesta nupcial.

Alma Aguilar es puro angel. Me encanta. Y me encantan su dulzura y su mística. La India colonial la inspira, y ella, fiel a du delicadeza innata, conquista sensibilidades. De la misma manera que Salma Hayek se encaprichó con uno de sus vestidos y no paró hasta lucirlo en una gala de los premios MTV latinos, a mi personalmente me sigue encandilando. Lo que daría yo por uno de sus perfectos y románticos vestidos baby-doll...Geniales por demás sus trenzas postizas.

El desfile de Roberto Torretta ha estado dominado pero el negro, el gris, el blanco, el nude y el azul. Una gama de colores apagados pero una riqueza de texturas importante. Siluetas masculinas, cortes precisos y una estética austera, comedida y elegante. Me han encantado especialmente sus bermudas y sus pantalones baggy. Así como el uso del plata para la noche. ¿La anécdota del desfile? Las gafas que llevaban las modelos no han llegado a manos del diseñador hasta pocas horas antes de la presentación de su colección..por poco se queda sin ellas.

Ah lo de Duyos, ¡me ha encantado! Femeninísimo y con toques polinesios y hawaianas. Cien por cien primaveral, sus flores labradas en organza de seda han sido un espectáculo. Hortensias en el pelo a modo de tocados y exotismo retro: todo más sexy de lo normal. Siluetas bar, hombros exagerados, mucho drapeado, transparencias y medidas además de cortísimas, con volúmenes. Todo ello en tonos empolvados, mostaza, aguamarina, verde agua y coral. Lo mejor: la mezcla de estampados de flores y de leopardo. Y a destacar especialmente los shorts en forma de culottes y los faldones. Además de unos espectaculares pantalones asimétricos (vamos, una pierna sí y otra no) en lentejuelas azul noche que han cerrado el desfile. Duyos eres de los míos. Y de tu mano me alegro de que los ochenta no nos abandonen.

PD: En cinco minutos llega el gran Elio Berhanyer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos