Sanos y refrescantes smoothies: endúlzate sin calorías extra

Sanos y refrescantes smoothies: endúlzate sin calorías extra
Sin comentarios

Si intentáis llevar una alimentación saludable estaréis de acuerdo conmigo en que uno de los momentos de "crisis" suele ser la media mañana o la merienda: ¿qué comemos? La mayoría de snacks van cargaditos de calorías, la fruta nos acaba por aburrir un poco... ¿qué tal un refrescante smoothie?

Los smoothies son bebidas preparadas a base de frutas y verduras mezcladas con leche u otros lácteos como yogur, que le dan una textura un poco más espesa que a los batidos, pero muy suave. Os traemos unas recetas de sanos y refrescantes smoothies para endulzarnos sin calorías extra.

Si hay algo que me encanta de los smoothies es que son "imaginación al poder" elevado a la máxima potencia. Podéis incluir cualquier tipo de frutas y verduras que se os ocurra: id probando y descubriréis sabores nuevos y sorprendentes combinaciones.

Alguna pensará "sí, pero la fruta nos aporta azúcar": sin duda, la fruta aporta azúcar, pero en forma de fructosa, que aporta menos calorías que la glucosa (4 kcal por gramo) y cuyo exceso se almacena en forma de glucógeno.

Ojo, porque la clave para que estos smoothies no se conviertan en hipercalóricos es que utilicéis alimentos naturales y frescos, nada de productos procesados. Si además usáis leche y/o yogur desnatados, mucho mejor.

Además de frutas, verduras y el componente lácteo, podéis añadir frutos secos o avena para convertir vuestro smoothie en una gran fuente de energía. Perfecto para tomar un rato antes de ir al gimnasio con las pilas cargadas.

Como endulzante si sois muy golosas podéis utilizar una cucharadita de miel: el azúcar que nos da la naturaleza.

¡Vamos a ver esas recetas!

  • Pinky smoothie: fresas, plátano, avena en copos, almendras y yogur desnatado. ¡Todo a la batidora para un smoothie energizante!
  • Protein smoothie: aguacate, zumo de pera, extracto de vainilla, media taza de tofu y un poco de miel para endulzar. Un smoothie cargado de proteínas y de sorprendente sabor.
  • Green smoothie: espinacas frescas, una cucharada de jengibre, melocotón al natural y un poco de miel. ¿Os han sobrado espinacas de la ensalada? Ya conocéis una forma original de darles salida.
  • Orange smoothie: yogur desnatado, unas rodajas de mango, zumo de lima, un poco de canela y un poco de miel. ¡Genial para el desayuno!

Y vosotras ¿qué smoothie prepararíais?

Vía | Martha Stewart Imagen | TinyTall en Flickr En Trendencias Belleza | Alimentación saludable: tentempiés sin grasa extra En Trendencias Belleza | Alimentación saludable: corta con el alcohol si no quieres calorías vacías

Temas
Comentarios cerrados
Inicio