Publicidad

¿Qué hago en el gimnasio? Sala Vs. clases colectivas

¿Qué hago en el gimnasio? Sala Vs. clases colectivas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si entren tus objetivos para este nuevo curso se encuentra el de comenzar a hacer ejercicio físico y ya te has apuntado a un gimnasio... ¡felicidades! El primer paso ya lo has dado, y tomar una decisión siempre es lo más difícil. Ahora veamos, según cuál sea tu objetivo, qué tipo de trabajo es el que más te conviene ¿sala o clases colectivas?

Lo primero es echar un vistazo a todas las actividades que oferta tu club e informarte de los horarios: ¿cuáles son las clases a las que podrías ir? Adegúrate también de que conoces todo el material del que dispones para trabajar en la sala: seguro que además de máquinas, poleas y peso libre también puedes usar otro tipo de materiales como bosus, bandas elásticas o balones medicinales. ¿Te lo sabes ya todo? Pues vamos analizando...

Un mundo ideal: sala + clases colectivas

Partimos de un planteamiento ideal en el que disponemos de todo el tiempo del mundo para entrenar y tenemos todo a nuestro alcance. En ese caso, sin duda alguna, lo mejor que podemos hacer es combinar el trabajo en la sala de musculación con las clases colectivas.

La variación y el hecho de complementar los beneficios de unas cosas con otras es clave a la hora de entrenar en un gimnasio. No te cierres puertas limitándote a una sola actividad, por mucho que te guste: quizás entrenando en sala, o entrando a una clase en la que no has estado nunca puedas descubrir modos nuevos de trabajar tu cuerpo que te reporten grandes beneficios.

La sala de musculación para perder grasa y para moldear tu cuerpo

Por suerte cada vez son más las mujeres que se dan cuenta de lo importante que es entrenar en la sala de musculación o en la zona de peso libre. No os asustéis pensando que entrenando en una máquina o levantando unas mancuernas os pondréis muy musculosas: para que el músculo crezca es necesario un alto grado de testosterona que nosotras no poseemos. A muchos chicos les cuesta mucho crear músculo, y eso que ellos tienen diez veces más testosterona que nosotras, así que ¡perded el miedo a las pesas!

Tanto si vuestro objetivo es el de pérdida de grasa como si solamente queréis modelar vuestro cuerpo, el trabajo con peso es muy importante. En el caso de la pérdida de grasa, tenéis que tener en cuenta que el mejor quema-grasa que existe es el músculo: en volumen ocupa mucho menos que la grasa, y además demanda energía para poder sobrevivir. Un cuerpo con músculo necesita mucha energía para poder moverse y funcionar: esto elevará vuestro metabolismo.

Si queréis dar forma a vuestro cuerpo el entrenamiento en sala es vital: si sois principiantes podéis comenzar con las máquinas, pero mi consejo es prestar atención a ejercicios complejos y multiarticulares que trabajen largas cadenas musculares. Nada de repeticiones infinitas con un peso muy pequeño, porque no supondrá un estímulo para vuestros músculos: series cortas con pesos elevados (cada una dentro de sus posibilidades) para trabajar el cuerpo a conciencia.

Las máquinas de cardio

Indispensables en cualquier tipo de entrenamiento, ya sea para mantenernos, para perder peso o para modelar el cuerpo. ¿Por qué? Porque entrenan nuestro corazón, ¿conocéis algún músculo más importante que nuestro corazón? Además obtendremos otros beneficios como la mejora de nuestro sistema respiratorio, de nuestra coordinación y de nuestro sistema inmune.

Cualquier máquina de ejercicio cardiovascular es buena, pero ten en cuenta tus condiciones: por ejemplo, la elíptica o la bicicleta provocan mucho menos estrés en las articulaciones que correr en la cinta, ya que son ejercicios con un menor impacto. La máquina de remo es una buena opción para trabajar tu espalda, o el stepper para mejorar tu tren inferior.

Las clases colectivas: ejercicio y socialización

La música cañera y el hecho de hacer deporte en grupo son los dos puntos fuertes de la mayoría de las clases colectivas. Más allá de hacer deporte, el sentimiento de pertenencia a un grupo y la posibilidad de hacer nuevas amistades con gustos parecidos a los nuestros son también importantes a la hora de elegir apuntarnos a alguna actividad.

Si tu objetivo en el gimnasio es el de perder grasa, la combinación de clases donde se trabaja la fuerza muscular como el Body Pump, con otras de base aeróbica como el step o el Body Combat, son una apuesta ganadora. No hace falta que realices todos los días la misma clase: prueba cosas distintas para dar estímulos diferentes a tu cuerpo y evitar el estancamiento.

Las actividades cuerpo-mente como el Pilates y el Yoga también son muy beneficiosas para nuestro cuerpo: a través de estas clases trabajaremos características físicas que se dejan un poco de lado en otras ocasiones, como el equilibrio y la flexibilidad. Además, la concentración juega un papel muy importante en estas disciplinas, enternando la mente al mismo nivel que el cuerpo.

El spinning y el indoor walking nos ayudarán a ganar fondo y resistencia muscular, muy beneficioso si también sois runners: el trabajo de piernas y glúteos y el aumento de la resistencia se notarán muchísimo a la hora de salir a correr, convirtiéndonos en runners mucho más eficientes.

Después de estas breves pinceladas, ¿con qué combinación de clases y trabajo en sala os quedáis?

Imagen | Victoria's Secret En Trendencias Belleza | Cinco trucos para no tirar la toalla con tus nuevos propósitos este curso En Trendencias Belleza | ¿Nueva en el gym? Los cinco errores que debes evitar en tu entrenamiento

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios