Publicidad

Pilates para tonificar tu abdomen

Pilates para tonificar tu abdomen
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En posts anteriores hemos hablado de en qué nos puede ayudar el método Pilates, como con la pérdida de grasa. Hoy veremos su beneficio principal, más rápido y evidente: la tonificación de nuestra zona abdominal.

Pilates es un método de entrenamiento que se basa en cinco principios. Quizás el más importante de todos ellos sea el trabajo constante del core o Powerhouse: la zona central de nuestro cuerpo (recto abdominal, oblícuos, cuadrado lumbar y, a nivel más interno, el transverso). ¿Por qué nuestro abdomen se tonifica con el Pilates?

La razón es bien sencilla: en Pilates se trabajan los músculos estabilizadores (los que hemos nombrado anteriormente) de modo que, una vez nos encontramos estabilizados en la postura correcta realizaremos un trabajo muscular mucho más eficaz, sin implicar zonas del cuerpo innecesarias y sin peligro de lesión.

Activa el transverso para tonificar tus abdominales

El músculo básico en el entrenamiento mediante el método Pilates es el transverso, que está implicado en la respiración: es el músculo que se activa cuando soltamos el aire y que nos ayuda a estabilizar el núcleo. Durante una clase de Pilates el transverso siempre está activado, aunque no siempre está trabajando a tope.

¿Dónde está mi transverso?

Localizar nuestro transverso puede resultar algo difícil, pues no se encuentra en la superficie, como el recto abdominal, sino a un nivel más interno. Si os colocáis tumbadas boca arriba con las rodillas flexionadas, y os colocáis dos dedos un poco por encima de las espinas ilíacas (los huesos de la cadera), no taréis una "faja" que se contrae al espirar: ¡saludad a vuestro transverso!

¿Cómo activamos el transverso?

Mediante la espiración forzada: por eso es tan importante el control de la respiración en el método Pilates. Al soltar el aire notaréis que as costillas se acercan y vuestra cintura reduce su tamaño: esto es debido a la contracción del transverso abdominal.

¡Localizado y activado! Y ahora...

Simplemente tomad control de vuestro cuerpo e intentad mantener el transverso contraído durante los ejercicios que realicéis. No tienen que ser ejercicios específicos de Pilates: mantened el transverso activado al correr, caminar o hacer una clase de spinning y notaréis la diferencia, tanto en trabajo como en resultados.

¿Y en una clase de Pilates?

Los ejercicios que se realizan en una clase de Pilates no son muy distintos a los que hacemos en tonificación, abdominales o GAP. La diferencia la va a marcar siempre el hecho de ser conscientes de nuestro cuerpo, de que toda nuestra fuerza proviene del Powerhouse y del control de nuestra respiración.

Espero que este post os sirva para que podáis trabajar a tope en vuestras próximas sesiones de Pilates. Ya sabéis: si queréis un abdomen bien tonificado, activad el transverso y... ¡a entrenar!

En Trendencias Belleza | Pilates para perder grasa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir