Compartir
Publicidad

Pecho en su sitio para lucir el bikini

Pecho en su sitio para lucir el bikini
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con la operación bikini, y después de dedicar algunos posts a las piernas y al abdomen hoy os contamos cuál es el ejercicio estrella para mantener el pecho en su sitio y lucir el bikini.

Da igual el tipo de pecho que tengáis: es necesario ejercitarlo para poder presumir de escote en los meses más calurosos. Aquí tenéis unas ideas para trabajar el pecho.

Antes de nada os digo algo que quizás parece obvio para muchas, pero ha sido un mito del fitness desde hace tiempo: el entrenamiento de los músculos del pecho no aumenta ni disminuye la talla del sujetador.

Los pectorales son músculos que se encuentran debajo de las glándulas mamarias, que son básicamente depósitos de grasa. Son dos cosas distintas con una composición diferente (músculo Vs. grasa). Pero el fortalecimiento de los músculos pectorales sí ayudará a que los senos se mantengan en su sitio.

El mejor ejercicio para fortalecer nuestros pectorales son las flexiones, en cualquiera de sus variaciones. Este ejercicio, un clásico en todos los entrenamientos, hará que la fuerza de la gravedad no sea tan cruel con vuestro escote.

Las flexiones clásicas

La flexión clásica se realiza partiendo de la posición de plank: nos tumbamos boca abajo en el suelo, con las palmas de las manos a una anchura un poco mayor que la de nuestros hombros. Desde ahí, apoyamos la punta de los pies y levantamos nuestro peso sobre éstas y sobre las manos.

Ojo con los codos, que deben mantenerse alineados y abiertos. Mucho cuidado también con la cadera: contraed el abdomen para evitar levantar demasiado el trasero o que nuestra columna se arquee hacia abajo.

Flexiones para principiantes...

Si sois principiantes, podéis realizar las flexiones sobre las rodillas en lugar de sobre las puntas de los pies. Este gesto hace que la palanca del ejercicio sea más corta, y por lo tanto más fácil de realizar. Además, no estaréis levantando todo vuestro peso.

Otra variante para principiantes consiste en realizar las flexiones de pie, apoyándonos en una pared. Realizad el mismo movimiento, y bajad hasta que vuestra nariz se encuentre cerca de la pared. Una vez más, cuidado con arquear la espalda más de lo debido.

... ¡y para expertas!

Una vez hayamos dominado las flexiones, podemos realizar variaciones para aumentar la dificultad quitando apoyos (juntando los pies, o apoyándonos en una pierna en lugar de sobre las dos) o utilizando superficies que generen inestabilidad, como un fitball o un bosu.

También viene muy bien realizar planks isométricos, como el del reto que estamos llevando a cabo este mes.

Si realizáis un par de series de flexiones todas las mañanas, pronto notaréis los resultados en pecho, brazos y hombros.

Y vosotras, ¿cuántas flexiones sois capaces de hacer?

Imagen | Vanessa Jackman En Trendencias Belleza | Prepara tus hombros para la moda de primavera En Trendencias Belleza | Brazos tonificados: flexiones de tríceps en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio