Publicidad

La segunda generación de Le Soin Noir de Givenchy creada para invertir el reloj celular

La segunda generación de Le Soin Noir de Givenchy creada para invertir el reloj celular
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En el 2008, Givenchy lanzaba su tratamiento Le Soin Noir formulado a partir de unas moléculas de color negro extraídas de un alga resiliente capaz se sobrevivir en condiciones extremas, y que se regeneraba gracias a su capacidad a la hora de restablecer la intercomunicación celular, influyendo en el ADN.

Un tratamiento innovador que sorprendió a propios y extraños, antes de conquistarlos pues su color - de una tonalidad negra oscura -, rompía con el universo de los cosméticos clásicos, y que llegó a convertirse en un tratamiento de culto, no sólo por su carácter único, sino también por sus resultados excepcionales.

Los responsables de los laboratorios Givenchy han demostrado que la esencia de este alga ha resultado muy eficaz a la hora de proteger los mecanismos de autodefensa de la piel porque inhibe la reacción provocada por los radicales libres, frenando así los procesos de envejecimiento.

savianegra-dorada.png

Pues bien, continuando fieles a esta idea de renacer, y después de muchas años de investigaciones, los laboratorios Givenchy han creado la esencia de algas únicas, una fusión única de dos activos procedentes de dos algas milenarias: la savia negra y la savia dorada, que ha dado vida a un nuevo complejo de activos inéditos, que actúa integralmente sobre el ciclo de vida celular a fin de obtener resultados excepcionales sobre todos los signos de la edad.

Para maximizar la fase de reparación de la piel, a la savia negra concentrada del alga vital se suma otro extracto, un activo procedente del alga artemia salina, que posee reservas energéticas que aceleran la renovación de los fibroblastos. Además, al actuar sobre las comunicaciones intercelulares, también contribuye a la reconstrucción de las fibras de colágeno.

visual-1.png

Se podría decir que la savia dorada actúa en todos los niveles de la piel con el propósito de invertir el reloj celular, y ocultar todos y cada uno de los signo del tiempo al estimular la respiración celular, para oxigenar y redinamizar las células.

Un auténtico tesoro capaz de aportarle a la piel una fuerza vital extraordinaria declinado en dos tratamientos Le Soin Noir y Le Soin Noir Yeux segunda generación. El icónico diseño de esta línea no cambia, pero se presenta junto a una espátula concebida por los expertos de los laboratorios, para que se asocie a una serie de gestos que combinan movimientos de alisado con presiones suaves, que además de facilitar la aplicación del tratamiento, optimiza su eficacia.

cremanegra.png

Aplicado en la zona de los ojos, Le Soin Noir Yeux ayuda a descongestionar las bolsas y a atenuar las líneas de expresión. Para lograrlo habremos de efectuar un movimiento en ocho con la famosa espátula y ejercer una presión más fuerte sobre las cejas y en el párpado, terminando presionando un poco sobre las sienes.

La crema se aplica por todo el rostro efectuando movimientos de alisado con la ayuda de la espátula, de abajo hacia arriba, adaptando las presiones según la zona del rostro. Este gesto mejora la circulación, distiende los rasgos y aporta un efecto lifting instantáneo.

crema-2.png

Más allá de sus propiedades cosméticas, estos dos productos nos ofrecen una auténtica experiencia emocional que permite asociar su aplicación a un momento de placer absoluto.

Más información | Givenchy

En Trendencias Belleza | La última Extravagancia de Givenchy para este otoño

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios