Publicidad

¿Cómo conseguir que tu base de maquillaje no se note? Te damos las claves

¿Cómo conseguir que tu base de maquillaje no se note? Te damos las claves
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Me encanta ver una piel perfecta, casi de porcelana. Trabajar la base de maquillaje y conseguir el mejor resultado posible puede ser todo un reto pero al mismo tiempo algo de lo más divertido.

Si lo que buscas es conseguir un resultado de diez con una piel perfeccionada, luminosa y muy natural tal y como vemos en la modelo de portada, solo debes seguir ciertas claves con tu base de maquillaje, ¿las vemos?

Una buena elección

El primer punto es obvio pero no por ello poco importante. Elegir muy bien el tono y la base adecuada es esencial, la base de maquillaje debe de fundirse por completo con nuestra piel y no debe de ser ni más oscura ni más clara. Su función es la de perfeccionar el tono. Ya sé que muchas veces no es sencillo pero merece la pena dedicarle su tiempo.

Por otro lado elegir la textura que mejor nos va será de gran importancia, si tenemos la piel normal o seca y elegimos una fórmula para pieles grasas lo más seguro que el acabado termine por ser no favorecedor ya que no se ajusta a nuestras necesidades.

touch eclat ysl teint

En la actualidad las bases de maquillaje han mejorado mucho, muchas de ellas consiguen ese efecto de segunda piel que tanto deseamos, como es el caso de El Teint Touche Eclat de Yves Saint Laurent, por cierto, una de mis bases favoritas. También encontramos buenas bases a un precio low cost como la Match Perfection de Rimmel London que queda muy natural, muy buena relación calidad precio.

La aplicación

mac

La forma en la que aplicamos el maquillaje es de gran importancia, una buena luz que nos deje ver todos los ángulos del rostro es fundamental. Para aplicar bien el maquillaje lo ideal es comenzar con poca cantidad desde el centro hacia fuera.

Hay que tener especial cuidado con los puntos más conflictivos como las cejas y el nacimiento del cabello ya que suele quedar producto acumulado, no olvidarse de las orejas y cuidado con el corte de la mandíbula, hay que continuar por el cuello, en este punto para mí lo más comodo es la brocha, así me aseguro de que no me queda el horrible corte en la mandíbula.

Es importante no usar demasiada cantidad, a veces abusamos de la base aplicando capa sobre capa consiguiendo un efecto sobrecargado y cero natural, por lo que si deseamos camuflar lo mejor es aplicar la base de maquillaje y luego en los puntos que necesiten un extra los podemos camuflar con corrector.

Una buena hidratante ayudará a que el resultado de la base sea mucho más bueno. Si usamos una crema que no nos hidrata lo suficiente lo más probable es que la base se vea acartonada y tirante. En el caso de las pieles grasas necesitarán una crema que controle los brillos.

mac

Si aplicamos la base con brocha puede que se quede alguna marquita de las cerdas así que podremos terminar con una esponjita o con los propios dedos a toquecitos nunca arrastrando.

Di sí a las prebases

mac

Lo cierto es que las prebases cada vez más sofisticadas están consiguiendo que las pieles se vean casi perfectas, camuflan poros, dejan un efecto aterciopelado... en este caso si no se necesita por todo el rostro es mejor aplicar solo en los puntos claves, por ejemplo si tenemos los poros dilatados en las mejillas aplicamos solo ahí, así evitamos capas innecesarias y que con la base es suficiente.

Polvos sí, pero con precaución

Los polvos sueltos pueden hacer mucho por nuestro maquillaje sobre todo a la hora de controlar los brillos pero si nos pasamos se puede estropear todo el resultado quedando una piel muy apagada, demasiado mate y artificial. Yo he de confesar que los utilizo en contadas ocasiones, principalmente si me apetece un efecto más mate o duradero porque no tengo demasiados problemas de brillos.

¿Nos contáis vuestros trucos?

Fotos | MAC En Trendencias Belleza |

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir