La burbuja del culo y las tetas de silicona está a punto de explotar: ni Kim Kardashian quiere implantes

La burbuja del culo y las tetas de silicona está a punto de explotar: ni Kim Kardashian quiere implantes
Sin comentarios

Si tuviéramos que resumir el canon de belleza de la última década, Kim Kardashian y su culo serían la estrella más brillante. Ella comenzó una obsesión por los glúteos grandes y los cuerpos curvilíneos que dejó atrás la delgadez de los 2000 y dio comienzo a una nueva era que ahora podría estar desinflándose (literalmente hablando). ¿Ha llegado el fin de la burbuja de los implantes?

Los implantes ya no molan: así están descendiendo

Su fuerza parecía imparable y la demanda con la que las mujeres pedían implantes de glúteos y de pecho crecía cada vez más y más rápido. Entre 2015 y 2019 se pidieron un 90% más de BBL (Brazilian Butt Lifts) en Estados Unidos y para 2021 era la cirugía estética más solicitada de ese país, a pesar de los peligros que entraña. En España también ha aumentado un 30% según datos de SECPRE

Kim Kardashian Implantes

En cuanto a los implantes de pecho, "continúan siendo una de las cinco cirugías cosméticas más solicitadas desde 2006 en Estados Unidos" aseguraron en 2020 desde la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos. En España suponen más del 40% de las operaciones estéticas realizadas, según SECPRE. Pero ahora esta corriente está virando y, poco a poco, estamos viendo como las cifras caen y se retorna a los cuerpos naturales.

Así lo indican las nuevas estadísticas americanas del último año, que han destronado a la elevación de glúteos del top 5 de operaciones estéticas. En cuanto al aumento de pecho, ésta sigue siendo muy demandada pero algunas famosas y su decisión de quitarse los implantes de pecho podría indicar un cambio de rumbo en la tendencia.

Las famosas renuncian a los implantes

Cada vez más famosas hablan del error que fue para ellas ponerse implantes y deciden revertir el proceso y regresar a su pecho natural. La actriz de Glee Heather Morris contó en 2011 que le dolían mucho. Victoria Beckham se los quitó en 2014 porque "dolían". Yolanda Hadid, madre de las dos hermanas Hadid, eliminó en 2019 todos sus implantes y no dudó en contarlo en Instagram.

 

"Finalmente vuelvo a ser la original de 1964. Vivo en un cuerpo libre de implantes de pecho, rellenos, botox, extensiones y toda la mierda que creía que necesitaba para estar a la altura de lo que la sociedad considera que es una mujer sexy. Esa toxicidad casi me mata."

Y como ellas muchas otras: Algunos nombres son Heidi Montag, Pamela Anderson o Chrissy Teigen, que en 2020 anunció que se los quitaba porque "lo he superado. Quiero poder abrocharme un vestido de mi talla y tumbarme boca abajo con comodidad." Pero las más sonadas son Kim y Khloé Kardashian, porque ellas han dado forma al cánon de belleza actual y ahora están deconstruyéndolo.

El efecto Kardashian: del cuerpo exuberante a la vuelta a la normalidad

Las últimas apariciones mediáticas de Kim Kardashian han levantado ríos de pólvora, porque parece que la famosa ha dejado de lado sus exuberantes curvas y se ha pasado a un escote más natural y reducido.

Lo mismo parece haber hecho su hermana mayor Khloé, reduciendo su pecho notablemente. Sabemos que cualquier operación estética de las Kardashian es noticia. Pero ésta podría ser la más sorprendente de todas y llevar a las miles de mujeres que suspiran por tener un cuerpo como el suyo a cansarse de exuberancias.

khloe kardashian sin implantes

Las tres posibles razones del fin de los implantes

Aún es muy pronto para hablar de un cambio en el paradigma de la belleza y en la fiebre por subir centímetros de cadera, culo y pecho que lleva dirigiendo las operaciones estéticas desde 2010. Pero una serie de razones se han alineado como si de planetas se trataran y todas juntas podrían explicar por qué la era "este culo es natural, no plastic" está más cerca de lo que parece.

Una cuestión de salud

Muchas de las mujeres que se han retirado los implantes de pecho afirman hacerlo por dolores o molestias. Y es que se ha demostrado que este aumento de senos puede traer consigo una enfermedad conocida como BII o enfermedad por implantes mamarios, que según BreastCancer auna muchísimas dificultades:

"Dolor articular y muscular, fatiga crónica, problemas de concentración y de memoria, problemas respiratorios, alteraciones del sueño, sarpullidos y problemas en la piel, sequedad bucal y ocular, ansiedad, depresión, dolores de cabeza, pérdida del cabello y problemas gastrointestinales."

El (temido) regreso del heroin-chic

Ya No Se Ponen Implantes

Ya lo augurábamos hace unos meses: la vuelta de la delgadez extrema a la que los medios llamaban heroin-chic en los 2000 es ya una realidad. Esto hace que volvamos a aspirar por cuerpos andróginos de 40 kilos al puro estilo Kate Moss, sin curvas ni escote y donde los implantes no tienen cabida.

Lo mainstream no es cool

Las peor pensadas también opinan que ahora que la cirugía estética es tan accesible y mainstream, los creadores de tendencia que buscan diferenciarse han perdido el interés, porque ya no es cool ni novedoso. Y quien sabe, puede que no les falte razón. ¿Estaremos, entonces, ante el descenso del imperio de las tetas de silicona y los culos a lo Cardi B?

Fotos | @kimkardashian, @yolanda.hadid, @cynthiaarbls, Gtres, @lonely_thugg.

En Trendencias | Sara Carbonero: los 21 mejores looks de la reina del estilo boho-chic.

Temas
Inicio