Publicidad

Una idea, una oda y una canción rota. Jean Paul Gaultier Alta Costura Primavera-Verano 2012

Una idea, una oda y una canción rota. Jean Paul Gaultier Alta Costura Primavera-Verano 2012
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando Jean Paul Gaultier se puso manos a la obra, y al lápiz, de su colección de Alta Costura muchos sueños, paraísos e infiernos vendrían a su cabeza. Pero entre ellos, no estaría Amy Winehouse. Pero la vida manda y cuando las divas se van, se merecen una oda.

Bien lograda o no, es meritorio el recuerdo que hace un genio, a veces también maldito, a una diva, siempre maldecida. Su música sonaba de fondo, su pelo paseaba una y otra vez por la pasarela, sus cigarrillos en la mano pendían de las delicadas manos de las modelos...

Y algunos looks nos han recordado a la voz rota del soul. Quizás el irse demasiado pronto, o demasiado tarde una vez realizada ya la colección, hace de ésta una inconexa sucesión de estilos, de formas, de figuras que no terminan de convencer del todo. A veces vemos a Amy, otras algo totalmente alejado de ella.

gaultier
gaultier

gaultier
gaultier

gaultier

gaultier
gaultier
Como a jirones salían las modelos con sus trajes de gángster rotos, mal colocados, como la vida y el alma de Amy.
gaultier
gaultier
gaultier
gaultier
gaultier
Por momentos la vemos del todo, en otros momentos se nos escapa y no la encontramos. Pero siempre está ahí y gracias a Gaultier siempre quedará.
gaultier
gaultier
Algunos ya gritan que Amy no es precisamente la inspiración más adecuada para la Alta Costura. Ella era más bien de los bajos fondos, pero eso es lo que más me gusta de este desfile. Que alguien a quien, incursiones en colecciones de Fred Perry aparte, seguramente le importaba más bien poco la farándula de la moda y de la Alta Costura, se convierta en su musa, en su diva y en su banda sonora. Una banda sonora que sigue, claro está, negándose a la rehabilitación. Su look años 50, faldas tubos, polos y corsés inundaron la sala mientras sus notas graves lo hicieron en los oídos de los asistentes. Y su pelo, en todos los colores, subió como la espuma hasta el cielo, donde esperemos que se encuentre dando gorgoritos y molestando al personal con su figura, palabra y pose políticamente incorrecta.

¿Es o no Alta Costura? ¿Qué pensaría la interesada, la protagonista?... seguramente le daría igual. Pero a nosotros no ¿Qué opináis? ¿Ha afinado Gaultier o ha desafinado con notas discordantes?

En Trendencias| Valentino Alta Costura 2012: el romanticismo del siglo XVIII En Trendencias| Givenchy Alta Costura Primavera-verano 2012: la alta costura por delante y por detrás

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir