Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Estamos ante una revolución en el mundo de las maletas? Estos nueve modelos parecen demostrar que sí
Viajes

¿Estamos ante una revolución en el mundo de las maletas? Estos nueve modelos parecen demostrar que sí

Publicidad
Publicidad

Si tenemos suerte, puede que el día de hoy lo estemos dedicando a hacer una maleta para escaparnos unos días de vacaciones. O, si no, seguro que es una situación a la que no tardaremos en enfrentarnos. Y ya conocemos las dificultades: que no nos cabe todo, que tenemos miedo a que nos pierdan la maleta, que no sabemos si nuestras posesiones irán seguras dentro... La solución a todos esos problemas, y a muchos más, puede venir de la mano de una nueva ola en el diseño de nuestro equipaje y, sobre todo, en la aplicación de la tecnología a un ámbito en el que, hasta hace poco, no tenía cabida.

Maletas con Bluetooth, con bases de carga para móviles y portátiles, cierres con encriptación por huella digital, maletas hinchables... Las innovaciones parecen no tener fin, así que hemos recopilado las nueve maletas que más nos han fascinado, y que ya estamos deseando conocer en nuestros próximos viajes.

Modobag: la más cómoda

¿Cuántos kilómetros habremos hecho a lo largo de nuestras vidas por las terminales de diferentes aeropuertos? Escalas interminables, cambios de puerta de embarque... Todas esas caminatas suelen convertir algunos viajes en avión en experiencias agotadoras. Modobag nos propone la solución perfecta. Porque es una maleta, sí, pero también es un scooter que nos traslada de un lado a otro.

Modobag

Sus ruedas, más parecidas a las de un skate que a las de una maleta tradicional, están preparadas para cargar perfectamente con el peso de una persona, incluso en el tamaño de cabina. Para ello, cuenta con una batería recargable en solo una hora, pero que nos dará para recorrer hasta trece kilómetros. Además, tiene también todas las prestaciones extra de las nuevas smartcases: cargador de móvil, GPS de geolocalización, etc.

Precios: por el momento, se puede comprar en preventa, ya que se trata de un proyecto en financiación. El precio mínimo (del tamaño cabina) son 950 dólares (893 euros).

Rimowa: la más práctica

Viajar, a veces, se convierte en una permanente obligación de hacer colas. La de la facturación, la del embarque, la del desembarque, la del control de seguridad... Una pesadilla. La innovadora maleta Rimowa pretende ahorrarnos la de la facturación de equipaje, aunque necesitará la colaboración de las compañías aéreas para conseguirlo.

Rimowa

La gran innovación de Rimowa es la introducción de la etiqueta de equipaje de tinta digital. Pretende acabar con esas pegatinas con códigos de barras que siempre corremos el riesgo de que se desprendan (o, más habitual, que dejen un rastro eterno de pegamento sobre nuestra maleta). Con la app para móvil a la que va asociada, podremos enviar vía Bluetooth la etiqueta de nuestro equipaje directamente a la pantalla de la maleta y, al llegar al aeropuerto, simplemente dejarla en un servicio de recogida. Por el momento, solo Lufthansa permite el servicio, pero Rimowa está trabajando en que se popularice en otros países.

Precio: se venderá exclusivamente en tiendas Rimowa, en las próximas semanas, y todavía no conocemos cuál será su precio de venta al público.

Raden A22: la más codiciada

Os lo contábamos hace unas semanas: hay una maleta que tiene más de 10.000 personas en lista de espera. Los motivos que han hecho que medio mundo viajero se haya vuelto loco con ella los tenemos que buscar en sus avances tecnológicos: una batería de 7800 miliamperios, que permite cargar el móvil hasta cuatro veces; una balanza integrada en el asa; y una app para móvil que nos permite tenerla localizada en todo momento.

Raden

Pero quizá las razones que justifican la fiebre por la Raden A22 estén en que su diseño es más cuidado que el de otras smartcases (está disponible en negro, blanco, plateado, bronce y rosa, siendo este último color el que se lleva el 25% de las reservas) y un precio más asequible que muchas de sus competidoras.

Precio: desde 295 dólares (280 euros) en el tamaño de cabina.

Fravel: la más cuqui

No todas las innovaciones tecnológicas tienen que conducir a que podamos tener conectividad en los viajes, ni siquiera deben tener una función práctica. En ocasiones, simplemente la tecnología les aporta un punto cuqui que hará que tengamos la maleta más diferente de todo el aeropuerto.

La Fravel se comporta como una mascota, tal cual. Sus ruedas tienen forma de patita, su parte superior está decorada con dos orejas que se mueven cuando está en marcha y, para completar su diseño, un corazón se ilumina en su parte frontal y el asa es transparente, lo cual le da un punto muy original. Por supuesto, la maleta solo está disponible en tonos pastel.

Precio: entre 269 y 599 dólares (255-569 euros).

Visionair Podpal: la más techie

¿Cuántas veces nos hemos quedado tirados en un aeropuerto con un soberano aburrimiento? Sí, los smartphones y tablets nos han solucionado mucho esa papeleta, pero los fabricantes de la Visionair Podpal han decidido que vayamos un poco más allá. Cuenta con una base en la que podremos instalar nuestra tablet, en formato vertical o panorámico, para poder disfrutar de una película, serie o para trabajar, (casi) como si estuviéramos en casa.

Podpal

Además, la maleta incluye un teclado Bluetooth por si tenemos que aplazar el ocio para otro momento y para lo que aprovecharemos la espera en el aeropuerto es para trabajar. La maleta cuenta con el resto de prestaciones habituales en una maleta de alta gama: peso ligero, ruedas ergonómicas y cierre de seguridad.

Precio: 147,95 dólares (139,20 euros).

Floatti: la más retro-chic

Si algo hemos comprobado con las maletas más revolucionarias, es que las prestaciones tecnológicas priman sobre el diseño. Por eso nos ha encantado Floatti, porque no renuncia a lo más moderno, pero lo aplica a unas maletas con un estilo retro-chic que imita las maletas antiguas, con asas y etiquetas personalizables (se pueden intercambiar en diferentes colores).

Floatti

Pero es que Floatti está también llena de prestaciones, tecnológicas y de diseño: una cinta que nos permite asegurar bien el bolso para no tener que cargar con él (se acabó lo de llevarlo medio colgando del asa y que acabe en el suelo sin remedio); ruedas con una suspensión especial para que incluso en suelos de adoquín podamos rodar la maleta sin sobresaltos; base de carga que incluye puerto para tablet, teléfono y portátil; un compartimento extraíble especial para los artículos que debamos sacar en el control de seguridad; organizadores interiores; y, lo más interesante de todo, un sistema especial en el asa que funciona como manos libres de nuestro smartphone, para no tener que sacarlo del bolsillo si nos llaman.

Precio: está disponible en preventa desde 320 dólares en tamaño cabina (301 euros).

SpaceCase 1: la más segura

Una de las preocupaciones más habituales de los viajeros es la seguridad de su equipaje. Hemos visto candados y cierres de seguridad de todo tipo, pero la tecnología también marcará aquí la diferencia. La Planet Traveler Space Case 1 incorpora un sistema de huella digital que hará imposible que algún intruso pueda acceder a nuestras posesiones.

Space

Esta maleta, considerada una de las más innovadoras del momento, incorpora, además, muchas prestaciones basadas en la tecnología: localización por GPS, centro de carga de dispositivos, localización por GPS, micrófono y manos libres Bluetooth y, siguiendo en la línea de la preocupación por la seguridad, también un sistema de alarma si nos alejamos (o nos alejan) demasiado de ella.

Precio: desde 750 dólares el tamaño cabina (705 euros).

Fugu Smart: la más organizada

Fanáticos del orden, tomad nota. La Fugu Smart no busca innovaciones tecnológicas, sino que se preocupa de la organización del espacio. Olvidémonos de esas extensiones con cremallera que apenas nos añaden espacio al tamaño original de la maleta. Con la Fugu, podremos inflar la extensión y convertir una maleta de cabina en una de gran tamaño.

Fugu

Además, su interior está organizado en compartimentos y baldas que pueden convertirse en un miniarmario cuando estemos ya en nuestro alojamiento. En las diferentes opciones que presentan en su web, también vemos cómo se puede usar como mesa, ya que con el suplemento hinchado, la maleta se convierte en un cubo perfecto.

Precio: 299 dólares (281,10 euros).

Airport Jacket: la no-maleta

Vale, ya sabemos que este artículo iba sobre maletas, pero es que la Airport Jacket merece aparecer aquí. Ya os hablamos sobre ella hace unos meses. Consiste en una chaqueta-abrigo (hay tres modelos de diferentes largos) que puede albergar hasta quince kilos de equipaje. Ideal para esos momentos low cost en que la maleta no cierra ni con un elefante sentado encima.

Disponible en varias tallas y en modelos de hombre y mujer, dispone de un bolsillo para cada cosa: algunos específicos para ropa, otros para dispositivos tecnológicos. Y muy fácil de plegar y guardar cuando entremos al avión. La solución a todos los dramas que tenemos las que nos pasamos con las compras en cuanto nos vamos de viaje.

Precio: desde 183 dólares (172 euros).

Imágenes | Pixabay, Modobag, Rimowa, Raden, Visionair, Floatti, Planet Traveler y Fugu.

En Trendencias | 11 maletas para que te apetezca hacerla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos