Compartir
Publicidad

Carolina Herrera en la Semana de la Moda de Nueva York Primavera-Verano 2008

Carolina Herrera en la Semana de la Moda de Nueva York Primavera-Verano 2008
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Carolina Herrera presenta una colección Primavera-Verano 2008 llena de color pero igual de sofisticada y glamurosa que siempre. La diseñadora venezolana se inspira en el pintor neoyorquino Jeremiah Goodman que se hizo famoso por sus espectaculares acuarelas y un impecable trabajo de interiorismo en las grandes mansiones de Hollywood de artistas como Greta Garbo, la duquesa de Windsor, Diana Vreeland, Bill Blass y Bruce Weber, entre otros.

Para el día propone piezas rectas y serias, llenas de motivos florales, por eso no es de las colecciones que más me hayan gustado para las prendas de día, ya que las flores no se encuentran entre mis preferencias. Otro de los básicos de Carolina Herrera son sus camisas y blusas blancas, combinadas con todo tipo de prendas y como siempre mostradas de forma estilosa y elegante. Completan la colección shorts para cóctel, cárdigans de punto alargados y muy femeninos, chaquetas cortas y cómodas faldas.

Para la noche es otra historia. Los vestidos largos llevan el inconfundible sello CH, diseños elegantes, estilosos con todo tipo de detalles y muchos lazos a la cintura, uno de los detalles que más le gusta a la venezolana. Destacan los de palabra de honor.

"Se trata de una explosión de color inspirada en las acuarelas de Jeremiah Goodman", adecía Carolina Herrera al término del desfile que ofreció en la pasarela de Bryant Park, donde presentó un total de cuarenta apuestas en las que destacaron una amplia gama de colores.Tonalidades muy peculiares de azules, verdes, rojos, rosados y naranjas tiñen los diseños de Herrera, quien aseguró haber conseguido "la traducción de las acuarelas de Goodman a la ropa" en "una colección bastante femenina y con detalles muy importantes en cada vestido".

Los tejidos empleados están muy cuidados.Destacan los bordados, las lentejuelas y varios estampados que se alternaron en unas propuestas de la diseñadora compuestas de tejidos elegantes y de calidad como la organza, la gasa estampada y los chifones lacados. Los bordados son importantes en esta colección, uno de los tejidos de la próxima temporada, y que a veces, cuenta con pequeñas plumas.

Sin duda, un desfile espectacular, lleno de glamour y mucha sensualidad.

Vía | Vogue/EFE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos