Compartir
Publicidad
Publicidad

Shopaholismo, una enfermedad que empeora si te encuentras en Los Ángeles

Shopaholismo, una enfermedad que empeora si te encuentras en Los Ángeles
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad
  • ¿Entramos a echar un ojo? Prometo que es la última tienda.

Mi amiga Andrea iba a terminar con mis pies: una tarde improvisada de compras por Los Ángeles puede matar a cualquiera. Y no solo a los pies: tu tarjeta de crédito tiene que estar a buen recaudo si lo que quieres es no gastar nada. Y de repente ¡zas! entramos en un universo, un paraíso de las compras para toda fashion victim donde en su cuenta corriente tiene más eco que una cueva. Aunque más que el edén de las compras, a veces se convierte en un infierno ya que lo quieres todo...

  • ¡Qué chaqueta tan mona!

Son cosas que pasan, ves una prenda que te gusta y al ver la etiqueta la dejas de golpe y porrazo como si quemara en tus manos. ¿El motivo? Fendi. Esto debe costar un pastón. Tú mente ya te está avisando que salgas de allí echando pipas. Pero miras el precio y crees que lo has visto mal, que se ha borrado algún cero en la etiqueta o que alguien te está haciendo una broma de mal gusto, con cámara oculta incluida, y se lo está pasando bomba a tu costa.

chanel-louboutin-wang
Botas Chanel, botines Alexander Wang, peep toes Christian Louboutin

Y miras a todos lados como si hubieses encontrado el santo grial. No puede ser... Y en frente de tus narices está una de las camisetas hawaianas de Isabel Marant de esta pasada temporada Primavera-Verano 2013. ¿Precio? $80. Vale, tenemos un problema: no sé cómo lo voy a hacer pero lo quiero absolutamente todo. Y el dolor de pies desaparece, y esas ganas de querer llegar a casa disminuyen y te quedas tres horas dentro de esta fantástica tienda.

isabel-marant-prendas
Algunas de las joyas de Isabel Marant

¿Los tesoros encontrados? Unas botas militares de Chanel, unos peep toes de Christian Louboutin o los míticos botines de Alexander Wang (estos últimos tan altos que sólo servían para romperte el tobillo).

La locura de sus tiendas invade el espíritu consumista

  • Wasteland. 7428 Melrose Avenue, West Hollywood. Esta es la famosa tienda de la que os hablo al principio del post. Existen varias de esta cadena por la ciudad de Los Ángeles, aunque la de Melrose Avenue era la que me quedaba más cerca. Se trata de una tienda donde las pijas angelinas venden su ropa por cuatro duros y así les dan la oportunidad a otras que no tienen la suerte de poderse comprar todo lo que quieren de grandes firmas sin importar precio. El mismo día que descubrimos la tienda, Anne Hathaway se pasó por allí para hacer unas compras, ¡flipante! aunque Vanessa Hudgens o las hermanas Willis también van de visita.
wasteland-westhollywood

Vestidos Hérve Leger; los vaqueros que quieras de J.Brand, Current & Elliott o Paige; abrigos Marc Jacobs; jerséis Stella McCartney o Helmut Lang... Piensa cualquier marca y allí estará presente. Entre todas sus joyas encontré un shopping bag nuevo a estrenar de Proenza Schouler, el famoso Coco Duffel de Alexander Wang en plástico o el mítico Bayswater de Mulberry. El problema es que los quieres todos, y aunque salen muy (pero que muy) bien de precio, acabas sumando y todo te sale por un pastizal.

wang-schouler-mulberry
Proenza Schouler, Alexander Wang, Mulberry
  • Nordstrom Rack. 100 N La Cienega Blvd, Beverly Hills. Si habéis ido alguna vez a Estados Unidos sabréis de sobras que Nordstrom es un centro comercial mega molón con firmas de todo tipo. Los últimos modelos de Prada, Chloé o Valentino dan cabida en él aunque su precio es elevadísimo (of course). Pero, ¿os habéis preguntado alguna vez donde van todas las prendas cuando terminan rebajas y están fuera de temporada? Nordstrom Rack, he aquí la respuesta.
nordstrom-rack-beverly

Y si vas allí verás mucha porquería pero si te armas de paciencia encuentras tesoros como el clutch PS11 de Proenza Schouler o el famoso modelo Mac de Rebecca Minkoff. Gafas de sol Gucci o Stella McCartney, zapatos Ugg o los mil y un modelos de Marc Jacobs te estarán esperando.

schouler-minkoff-bolsos
Proenza Schouler clutch, Rebeca Minkoff Mac
  • T.J.Maxx. 1251 4th St, Santa Monica. Hay mil tiendas T.J.Maxx por todo USA. Yo creía que era muy cutre (los escaparates así me lo indicaban) hasta que un día entré para hacer tiempo. ¿Osea hello? Una especie de Project Runway donde prendas a estrenar de grandes firmas tienen un descuento de entre el 60% y el 80%.
tjmaxx-santa-monica

No os voy a engañar, los bolsos de grandes firmas siguen resultando caros (bolsos de la firma Céline o YSL están allí presentes pero se ven inalcanzables) aunque siempre hay la excepción. Y la mía fue un pequeño bolso firmado por Zac Posen de su línea Z que marcaba $90. Entre sus joyas me encontré con un blazer blanco repleto de pedrería de Emilio Pucci: hice el intento de probármelo pero pesaba tanto que no fui capaz de sacarlo del perchero.

z-zac-posen
Z by Zac Posen

¿El resultado?

Y llegó el día de empaquetar para volver a Barcelona. Con una maleta de más (un total de tres: una de mano y dos enormes) y todas ellas con sobrepeso volví a mi hogar. Pero al abrirlas desperté del sueño en que me encontraba: la había liado parda porque no tenía sitio para tanto trapito. La escena del crimen me recuerda a uno de los momentos de la película Clueless, aunque el espacio de mi habitación es mucho más reducido.

clueless-mess

No dejé escapar la oportunidad de comprar chollos a precios low-cost, así que me hice con unas cuantas cosas (aunque no todas las que me gustaría). Entre éstos puedo decir que ya tengo un vestido Hérve Leger (en color negro y nada escotado para poder llevarlo repetidas veces), un vestido Anna Sui mega ultra mono o un top de seda Rebecca Taylor que lloras de emoción.

resultado-compras-la
  • Sandalias Chanel.
  • Bolso Twiggy de Balenciaga.
  • Bolso Marcie mini de Chloé.

P.D. Si al terminar de leer este post tienes el pulso a mil, las manos sudorosas y ya estás mirando billetes a LA... Sufres de shopaholismo. Bienvenida al club.

En Trendencias | Una shopaholic perdida por LA: cuando en el bolsillo hay algunos cuantos dólares En Trendencias | A pesar de la crisis, las firmas abren nuevas tiendas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos