Publicidad

Que no celebres San Valentín no dice nada sobre tu relación (que lo celebres tampoco)

Que no celebres San Valentín no dice nada sobre tu relación (que lo celebres tampoco)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Con el día de San Valentín a la vuelta de la esquina, todas nuestras tiendas y marcas preferidas se han puesto manos a la obra para ofrecernos los mejores y más románticos planes posibles. Sin embargo, con la cercanía de este día también comienzan a surgir, cada año, las diferentes - y muy pasionales - opiniones que puede llegar a suscitar.

Entre nuestras amigas, nuestros compañeros de trabajo, o nuestros familiares, encontramos personas que adoran esta festividad, la celebran cada año, hacen toda una experiencia alrededor de esta fiesta y disfrutan como nadie. Por otro lado, encontraremos parejas que no celebran la fiesta, que nunca la han celebrado y que, aunque no la detestan, simplemente nunca le han dado importancia. Y, por últimos, veremos a algunos de nuestros conocidos y allegados renegar de esta fiesta, recordar que se trata de una celebración comercial o que nada tiene que ver con el amor.

El problema llega cuando estas opiniones afectan a el concepto que tenemos sobre nuestras relaciones sentimentales o sobre las relaciones sentimentales de los demás. Cuando valoramos la salud, el estado o la calidad de nuestras relaciones sentimentales en base a si celebramos o no fiestas como la del amor y la amistad, por excelencia.

Celebrar o no San Valentín no es signo de nada

Para aquellas que adoren San Valentín, les parezca el día más romántico del año y celebrarlo les haga una ilusión tremenda, puede llegarles a parecer que quienes no lo celebran tienen una falta de romanticismo, quizás cierta carencia de la chispa o pérdida de ilusión por celebrar los momentos juntos a nuestra pareja.

Para aquellos que nunca lo han celebrado, puede parecer, al contrario, que aquellos que lo hacen intentan sobrecompensar algo celebrando una fiesta comercial o solo se acuerdan del amor que se tienen cuando los medios y los comercios se lo recuerdan. En algunos casos, incluso, se los puede considerar cursis o ñoños.

Estreno Historias De San Valentin

El problema es cuando estas opiniones las trasladamos a nuestra propia relación. Cuando otras veces hemos celebrado San Valentín y con nuestra actual pareja no lo hacemos, cuando al principio de nuestra relación sí que lo celebrábamos con emoción, pero con el paso de los años hemos dejado de hacerlo o, al contrario, cuando nunca hemos sentido ningún interés por San Valentín y, de repente, con nuestra actual pareja queremos celebrar cada fiesta romántica que se nos presenta.

Sin embargo, celebrar o no celebrar San Valentín no dice nada ni sobre vosotros como personas individuales, como pareja o sobre vuestra relación y su calidad o salud. Igual que tampoco dice nada sobre una relación la celebración o no de otras festividades o tradiciones.

La salud y calidad de nuestra relación se mide en el día a día

Cada pareja debe encontrar el acuerdo que mejor les funcione, tanto con respecto a esta festividad como en el resto de su vida. Si nunca te ha apetecido celebrar San Valentín y ahora lo deseas más que nada, no quiere decir que de repente te hayas vuelto una cursi - o tal vez sí -, ni que tú relación no sea suficientemente buena el resto del año y tengáis que compensarlo con San Valentín. Probablemente, lo único que quiera decir es que, cada relación es un mundo y en esta a ambos os apetece celebrar esta festividad.

Si, por el contrario, siempre has celebrado San Valentín, pero en tu actual relación no lo haces, o con el tiempo habéis dejado de hacerlo, no quiere decir que ya no seáis románticos o no os haga ilusión celebrar vuestro amor. El estado de romanticismo, de confianza, de ilusión y de bienestar de vuestra relación no depende de un día, sino de cada uno de los días de vuestra vida juntos.

Si la situación actual con esta festividad no te hace sentir cómoda, es importante que hables sobre ello con tu pareja y ambos lleguéis a un acuerdo que os funcione. Toméis la decisión que toméis, vuestra relación y su estado depende de los actos que dais cada día y no de cómo decidís celebrar San Valentín o no celebrarlo.

Imágenes: Valentine´s Day, Giphy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir