Publicidad

Siete claves sobre la privacidad que nos ha enseñado 'You', la polémica serie sobre acoso de Netflix

Siete claves sobre la privacidad que nos ha enseñado 'You', la polémica serie sobre acoso de Netflix
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

You ha sido un pelotazo de Netflix. La trama habla del acoso visto desde el punto de vista del acosador y no de la víctima. Durante 10 capítulos hemos podido ver la relación tóxica de Joe, interpretado por el conocido Penn Badgley (Dan en Gossip Girl) y Beck, a quien da vida Elizabeth Lail, enmarañados en un tema tan grave como el acoso y el uso de las redes sociales. Estas son todas las claves sobre la privacidad que nos ha enseñado la serie de Netflix, You.

ALERTA SPOILER: Este artículo contiene detalles de capítulos concretos y puede destrozar la magia de algunos momentos de la serie si no la has visto previamente. No te contaremos el desenlace final, pero sí algunos datos necesarios para las conclusiones sobre la privacidad.

El ordenador siempre, siempre con contraseña

No vale el nombre de tu perro, el típico 1234 o la palabra “contraseña”. Tu contraseña debe ser con letras (tanto en mayúscula como en minúscula), números y símbolos. Recuerda sino el capítulo en que Joe roba el portátil a Peach, el personaje interpretado por Shay Mitchell y descubre que guarda ciertas fotos comprometidas en él. Si la contraseña hubiera sido una decente, habría necesitado que fuera Mr. Robot a descifrarla y no hubiera accedido a ellas tan fácilmente.

Y el móvil, también

El móvil es lo más parecido a una extensión tecnológica de nuestro ser. Es más nosotros que cualquier otra cosa. Contiene recuerdos, claves, fotos, conversaciones personales y todo lo que volcamos en él. No te limites a poner 0000 para desbloquearlo. Utiliza la huella siempre que puedas, y si puedes poner el reconocimiento facial, mejor. Beck lo usaba sin contraseña y mira lo que pasó cuando Joe se lo robó.

Si pierdes el móvil tienes que hacer algo más que comprarte otro

A Beck le robaron el móvil, aunque ella estaba convencida de haberlo perdido en su accidente en el metro. ¿Y qué hizo? Solo se compro otro. Mal. Cuando pierdas o te roben el móvil no puedes limitarte a comprar otro. Hay dos cosas que debes hacer: buscarlo y bloquearlo.

Para buscarlo, sigue las instrucciones que te dan en Xataka. Si Beck lo hubiera hecho, se habría dado cuenta de que su móvil estaba en casa de Joe. Además, sera necesario bloquearlo. Si tenemos el IMEI (solo necesitas marcar *#06# en tu teléfono y llamar, te mostrará el IMEI en pantalla, que es como el “DNI” de tu teléfono), lo mejor es hacerlo con ese código. Llamas a la compañía y pides que lo bloqueen con el IMEI. De esta manera no podrán acceder a él ni a través de la cuenta de iCloud como hizo Joe en la serie. El móvil quedará inutilizado y tu información, segura.

No hace falta que tus publicaciones en RRSS tengan geolocalización

Es como si tuviéramos un radar permanentemente activo. Haces una foto y el sitio es tan bonito que dices, ¿por qué no compartirlo? Y no solo pones el lugar con la geolocalización, sino que lo haces a tiempo real. Cualquiera puede saber dónde estás si tu cuenta de IG es pública. No solo Joe lo hacía, Beck también usaba las redes sociales como mecanismo para averiguar dónde estaba alguien. You nos ha enseñado que nos siempre es bueno compartir el 100% de los lugares que visitas.

You Netflix Claves Privacidad 2

Si no quieres que se vea, mejor no lo subas a la nube

¿Recuerdas cuando salieron las fotos de desnudos de Jennifer Lawrence o Kate Upton? El escándalo se llamó Celebgate y más de 500 fotos salieron a la luz en 2014. Si algo te avergüenza, forma parte de tu pasado o no quieres que salga a la luz, no lo conserves. Si está en tu mano, bórralo y no lo subas a la nube. Nunca. Si te haces fotos comprometidas, desactiva la sincronización automática con la nube y así evitarás que aunque las borres del teléfono, sigan en ella. Ese descuido le sirvió a Joe para averiguar cosas de Beck (y de otros).

Redes sociales: manejar con precaución

En muchas ocasiones no nos damos cuenta del gran altavoz que suponen las redes sociales. No es solo que lo vean nuestros amigos, es que según qué cláusulas de privacidad tengas activadas, lo pueden ver todos. You nos ha recordado que en muchas ocasiones, es necesario que revisemos las configuraciones de privacidad.

En el caso de Instagram, si no quieres que sepan lo que publicas (solo tus amigos), lo mejor es tener la cuenta privada. En el caso de Facebook tienes la opción de elegir la privacidad de cada post cuando lo publicas, aunque también puedes vetar lo que otros ven de ti desde el menú de ajustes, en privacidad.

Las cortinas son indispensables

Vale que en Europa casi siempre se ponen cortinas en las casas, y que es más una moda americana el dejar grandes ventanales al descubierto, pero sé de una persona que vivió 4 años sin cortinas en su habitación. Sí, soy yo. Vivía en un bajo y tenía vecinos enfrente y si hubiera llegado a ver You en aquella época, colgar unas cortinas habría sido mi mayor prioridad en la vida. Joe ve a Beck en ropa interior, dormida, leyendo y hasta haciendo el amor y todo, a través de los cristales de su ventana. Imprescindible preservar nuestra intimidad con unas cortinas.

You Netflix Claves Privacidad 3

Y por último, nos ha enseñado algo que no tiene que ver con la privacidad (o sí), pero que es quizá lo más importante que sacamos de la serie: stalkear no es amar. En ningún caso el acoso es amor, ni nada parecido. Ni Joe es un hombre enamorado de cuento de hadas, ni Beck es una princesa esperando un rescate. Es acoso. Sin más.

Foto| You, de Netflix

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir