Por qué el TikTok de Ed Sheeran comiendo patatas fritas es más importante (y necesario) de lo que piensas

Por qué el TikTok de Ed Sheeran comiendo patatas fritas es más importante (y necesario) de lo que piensas
Sin comentarios

Parece que, en los últimos años, TikTok se ha convertido en la nueva radio. Su algoritmo es el nuevo encargado de medir qué canciones lo petan y tenemos después hasta en la sopa. Ya sea en formato de challenge; de meme o simple música de acompañamiento, son ya varios los éxitos que le deben dicha palabra a la plataforma. Sin embargo, en un mundo en el que lo que funciona se copia, repite y fuerza hasta que la gallina deje de dar los huevos de oro, hay artistas que están denunciando presiones por parte de sus descográficas para conseguir hacerse virales en la app como si fueran "creadores de contenido".

Solo 24 horas le han bastado a Ed Sheeran para que más de 237 mil personas le den su like a un vídeo suyo comiendo patatas fritas directamente de la bolsa, en lo que parece la cocina de su casa, y con la bolsa del pan colgando de fondo de la puerta. También suena en el clip su tema 2step, una colaboración con el rapero Lil baby, aunque aquí lo importante es lo que el cantante ha escrito sobre la imagen:

"Cuando se supone que tendrías que estar haciendo promos para tu canción pero en realidad solo quieres picar algo y decides que comerte un snack cuenta como promo para una canción porque todo el mundo los adora".

@edsheeran

Tag someone that likes snacks

♬ 2step (feat. Lil Baby) - Ed Sheeran

Hace unos meses, Adele contaba en una entrevista con Zane Lowe para Apple Music, que le habían aconsejado desde la industria hacer canciones más accesibles para que los jóvenes escucharan su último disco: "Mientras estábamos terminando con la mezcla, la conversación de TikTok surgió mucho", explicaba. "Me decían: 'tenemos que asegurarnos de que los chicos de 14 años sepan quién eres'".  Sin embargo, la artista parece tener bien claro cuál es su público objetivo.

Según especificó durante la entrevista, se trata de un oyente "más maduro y consciente de sus sentimientos". En concreto, y aludiendo a la cifra que da nombre al álbum, describió su disco como lleno de "letras para el alma de personas de 30 años que se están comprometiendo con ellas mismas y haciendo terapia". Algo que es lo que Adele hacía durante la composición del disco y razón por la que dice preocuprlea más cómo el largo pueda ayudarlos a ellos.

Pero la británica no es la única. La última en hablar públicamente del tema ha sido Halsey, que uso TikTok como medio para darle a su discográfica el éxito viral que tanto le pedían, con denuncia de por medio (eso sí). Despeinada y a cara lavada (y muy seria), la cantante se grabó escuchando el fragmento de una canción inédita. Mientras tanto, el siguiente mensaje iba apareciendo en la pantalla:

"Básicamente, tengo una canción que me encanta y que quiero sacar ya pero mi discográfica no me deja. Llevo ocho años en esta industria y he vendido 165 millones de discos pero me dicen que no podemos lanzar el tema hasta que no puedan falsear un momento de éxito viral en Tiktok. Todo es marketing y le están haciendo lo mismo a todos los artistas a día de hoy. Lo único que quiero es hacer música y creo que me merezco algo mejor, la verdad. Estoy cansada".

Pero el salseo no acaba ahí y es que Halsey ha actualizado a sus fans vía Twitter de la reacción de Capitol Records tras la "rabieta" (como ella misma lo ha llamado) y que irónicamente se ha hecho viral en la red social china: "He hablado con mi discográfica y me han dicho 'guau, el TikTok está cogiendo fuerza' y yo estaba en plan 'vale, guay, entonces podemos sacar ya la canción?', a lo que me han contestado 'ya veremos'. Decidme otra vez que me lo estoy inventando", ha sentenciado la estadounidense.

La importancia de la música en TikTok, una red social que empezó como plataforma de lip sync, es de gran peso. En la plataforma se realizan hasta conciertos y presentaciones exclusivas de discos, sin embargo, está empezando a levantarse cierta preocupación con respecto a cómo la industria de la música prioriza la cantidad de contenido sobre la creavidad o la calidad. Porque no, Halsey no es la única artistas que le ha dado a su discográfica a beber de su propia medicina.

En la misma línea, Charlie XCX subió a su cuenta un lip sync qujándose de que la discográfica le pedía hacer el octavo TikTok de la semana. Por su lado, Florence Welch se gabró cantando visiblemente hastiada mientras al pie de la publicación podía leerse: "el sello me está pidiendo TikToks de baja calidad así que, aquí tenéis. Por favor, ayudadme", seguido del emoji de una calavera. También, recientemente, FKA Twigs publicaba hace poco una foto con la que contaba que su discográfica le había “echado la bronca” por no poner "el suficiente esfuerzo" en subir contenido.

Foto de portadas | @teddysphotos

Temas
Inicio