Compartir
Publicidad

No, no son juguetes para casa de muñecas si no mini-réplicas de pasteles de boda de novios que los recordarán para siempre

No, no son juguetes para casa de muñecas si no mini-réplicas de pasteles de boda de novios que los recordarán para siempre
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Rachel Kay consigue convertir tus memorias de ese día tan mágico en un objeto que entra en la palma de la mano. Su especialidad son las tartas de boda y sus réplicas en tamaño mini son la cosa más mona que hemos visto en mucho tiempo en Instagram.

Rachel Kay ha hecho de su obsesión con las muñecas y los objetos pequeñísimos un negocio rentable con una legión de admiradores en las redes sociales. Y las tartas de boda son las claras protagonistas.

Dan ganas de comérselas, tal es el realismo con el que esta artista de Los Ángeles las recrea, pero en realidad ha necesitado usar pintura acrílica, arcilla polimérica y todo tipo de materiales no aptos para el consumo humano.

El método de trabajo es muy sencillo: los clientes le envían una foto de su tarta de bodas y Rachel calcula el tiempo que tardará en recrearlo en tamaño mini y el material que necesitará. Los costes suelen estar entre 150 y 200 dólares y por supuesto, dependen de la complejidad de la tarta a reproducir.

Fridays🍰 #tiny #cake #miniature #royalweddingcake #mini #polymerclay #katemiddleton #princewilliam #kensington #greatbritain #madeinla

Una publicación compartida de Rachel Dyke (@rachelslittlethings) el

Su experiencia previa trabajando en repostería, de la mano de uno de los referentes en Estados Unidos como es Duff Goldman y su empresa Charm City Cake West han sido claves para esta artista y para adquirir todas esas técnicas tan depuradas de decoración.

Fotos| @rachelslittlethings

En Trendencias|Se nos está yendo de las manos el asunto unicornios: ahora también los tenemos... en el pan

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos