Compartir
Publicidad
Nueve cosas que tienes que saber si te atascas con la dieta
Psicología

Nueve cosas que tienes que saber si te atascas con la dieta

Publicidad
Publicidad

Turrón, polvorones, el asado que hacen nuestras madres, la comida de empresa, las copas con los amigos… Diciembre es un campo de minas para todas aquellas personas que están intentando cuidar su salud, vigilar su peso y comer un poquito mejor.

Pero puede que incluso antes de entrar en plena temporada de fiestas, sientas que has pinchado con la dieta, que hayas perdido el ímpetu del principio o que las cosas no están yendo cómo deberían. Que no cunda el pánico: hemos consultado con los que más saben en esto de darnos ánimos para que este bache sea solo temporal.

Para el Director de la Unidad de Sobrepeso y Obesidad del Instituto Centta, Alfonso Méndez, la palabra dieta en sí es el problema: “todo el mundo que me conoce en mi trabajo sabe que no comulgo con el concepto de dieta. Pienso que se trata de una determinación poco realista que nos condiciona mucho en nuestro día a día. Pero el hecho de que a mí no me guste este término, no significa que todo el mundo deje de entregarse a sus supuestas bondades cuando se trata de perder peso”.

saltarse la dieta

Para este profesional uno de los motivos de semejante desagrado no es otro que cuando nos ponemos a "dieta" no vamos a poder permitirnos mantener un cambio de hábitos tan drásticos de por vida, y eso nos conduce inevitablemente al fracaso: “hay más motivos, pero de momento, solo quiero dirigir la atención a esto que acabo de comentar, porque una vez abandonada la dieta, los kilos perdidos se terminan por recuperar tarde o temprano", nos explica.

Para la psicóloga Judith S. Beck, directora del Instituto Beck de Terapia de Comportamiento Cognitivo, uno de los principales problemas por los que nos atascamos es porque "cuando nos ponemos a dieta" nos ponemos en Modo Restrictivo cuando lo ideal sería "comer de la manera más sana, pero permitiéndote alguno de tus alimentos favoritos, moderadamente, cada día".

Pasos a seguir si te quedas “atascado”

A pesar de que no es partidario de la palabra dieta, Alfonso Méndez nos recomienda que si nos embarcamos en una aventura para perder peso con la ayuda de un regimen tengamos en cuenta estos pequeños consejos, para no quedarnos atascados.

1.- Huye de las dietas que restrinjan alimentos. "Limitar alimentos o grupos de alimentos", nos explica Alfonso, "aparte de producir una adaptación fisiológica del organismo, a nivel psicológico va a ocasionar un incremento del deseo por esos alimentos. Ya sabéis, lo prohibido se torna de un color mucho más atractivo para nosotros".

Aunque, como también nos aclara este profesional, esto no significa que nos demos permiso para comer de todo: "cuando hablo de no restringir alimentos, hablo de los denostados hidratos de carbono".

2.- Es una cuestión de paciencia. Comenzar un plan dietético con el objetivo de bajar el porcentaje de grasa corporal lleva su tiempo. No cometas el error de querer perder en un mes el peso que has ido ganando al cabo de un año.

No es fisiológicamente viable, además de ser totalmente perjudicial para tu salud. Los cambios necesitan su tiempo y nuestro cuerpo, además, necesita adaptarse a las nuevas rutinas.

3.- Pide ayuda a tu Dietista-Nutricionista. "Si en algún momento notas que no avanzas o que te cuesta cada vez más seguir las pautas, coméntaselo porque sólo un profesional es la referencia adecuada. Huye de los chamanes y vende-soluciones-milagrosas", nos explica.

Como nos explica este experto en torno a los problemas de peso se ha creado una gran industria que mueve mucho dinero, y por lo tanto, atrae a personas o pseudo-profesionales con ganas de vaciaros los bolsillos mientras ellos se los llenan.

4.- Intenta llevar un registro de todas las comidas. Anotar la hora, el lugar, el estado de ánimo con el que te enfrentas a esa comida puede darte alguna pista de por dónde pueden ir los tiros. "Siempre afirmo que no podemos modificar aquello que desconocemos. Poner a nuestra disposición la mayor cantidad de información posible nos puede dar una pista sobre qué es lo que está pasando cuando nos encontramos atascados a la hora de seguir las pautas", nos aclara Alfonso.

Cuando anotamos las cosas además estamos activando nuestra corteza prefrontal y hacemos más consciente la toma de decisiones a la hora de realizar las elecciones de los alimentos o platos que vamos a ingerir.

saltarse la dieta

5.- Combina el plan de alimentación con un ligero incremento de la actividad física diaria. Como nos explica Alfonso Méndez, el cuerpo humano es un organismo diseñado para la actividad y el movimiento, no para permanecer sentado e inactivo durante la mayor parte del día. Así que, muévete a diario todo lo que tus posibilidades de permitan.

Si acudes a un gimnasio consulta con tu preparador físico si la cantidad de ejercicio físico semanal es el adecuado para conseguir tus objetivos. "Cuanta más ayuda recibamos de los profesionales que nos rodean, mejores resultados obtendremos. Es muy importante combinar los planes dietéticos con un aumento de la movilidad diaria o semanal". Algo que también nos recomiendan nuestros compañeros de Vitónica.

Groundhogday Billmurrayandiemcdowell Film 600f742c

6.- El ser humano es obstinado por naturaleza. Si algo nos funcionó en el pasado, lo repetimos hasta la extenuación.

No caigamos en el mismo error una y otra vez. Si algo nos funcionó en el pasado, puede que las circunstancias, el entorno o incluso nosotros mismos, hayamos sufrido algún cambio. No todo permanece estable. Si algo no nos funciona ahora, cambiemos de estrategia, no de intensidad. Adaptemos los cambios a nuestras circunstancias y no al revés.

7.- Y por último, Alfonso Méndez nos recomienda hacer un examen de conciencia y reflexionar sobre cuál es el motivo (o los verdaderos motivos) que tenemos para perder peso: "¿se trata de salud o quizá solo es una cuestión estética? ¿hay algún otro motivo más profundo para desear un cambio?".

Como nos explica este experto, identificar un motivo claro puede también darte una pista de por dónde te puedes estar atascando. "Muchas veces nuestra relación con la comida es una expresión de nuestro mundo emocional y quizás, si identificas esta parrte, un psicólogo especialista en este campo te pueda resultar de gran ayuda".

Por su parte, la doctora Judith S. Beck nos da también dos recomendaciones importantes:

8.- Motivarse cada día leyendo una lista que habremos hecho con la ayuda de un profesional de las razones por las que queremos perder peso. "Es una lista para tener cerca en los momentos en los que nos sintamos más vulnerables".

9.- Come siempre sentado, lentamente, masticando y saboreando cada cosa y disfrutando de cada bocado: "es mucho más difícil seguir tu plan dietético o saltártelo si comes sin pensar en lo que estás haciendo".

La dura realidad es que, no nos engañemos por falsas promesas, perder peso de forma sana es una tarea complicada y es muy fácil caer en el efecto yo-yo o perder el empuje inicial, pero con la ayuda de profesionales y una serie de pautas podemos conseguir nuestro objetivo al final. Y si durante estas fiestas te sientes especialmente débil en las comidas principales, siempre puedes seguir los consejos de nuestros compañeros de Vitónica para no caer en la tentación.

Fotos| Atrapado en el tiempo, Santa Clarita´s Diet, Saturday Night Live, 30th Rock

En Trendencias|Los 11 errores que comete la gente cuando quiere comer sano (sí, tú también puedes caer en ellos)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio