Publicidad

Cómo lavar tu abrigo en la lavadora sin que se estropee

Cómo lavar tu abrigo en la lavadora sin que se estropee
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El abrigo parece una prenda demasiado delicada para meter en la lavadora, pero también se puede lavar así si por lo que sea se ha ensuciado. Es una pena no lucir tu abrigo favorito limpio e impecable ahora que llega el momento de sacarlo del armario.

Meter tu abrigo en la lavadora sin que se estropee

Lo principal que tenemos que tener en cuenta a la hora de lavar un abrigo es leer con atención las instrucciones de la etiqueta.

Muchos abrigos indican que solo se puede lavar en seco. En ese caso es mejor llevarlo a una tintorería y que lo limpien con cuidado allí. Si es un abrigo caro, al que tenemos mucho aprecio, es mejor no arriesgarse metiéndolo en la lavadora.

Milano Str Rs20 8650

Pero si lo que nos preocupa es una mancha pequeña podemos probar primero en la parte interior de la prenda (en una zona que no sea visible), a ver si no se estropea con el agua y frotando, y si vemos que el abrigo aguanta bien aunque ponga limpieza en seco, entonces podemos limpiar directamente la mancha con agua fría y un producto para prendas delicadas.

Sin embargo, a veces el abrigo tiene varias manchas de maquillaje o de otro tipo de suciedad, o simplemente, tiene manchados los cuellos con sudor o se ha quedado amarillenta de estar guardada en el armario.

En esos casos, es mejor meter tu abrigo en la lavadora, en un ciclo corto y con agua fría o templada. Si hay un programa específico para la lana, optaremos por esa opción. Lo ideal es lavarlo con lavadora a media carga, para que no se roce con otras prendas, y hacerlo del revés, también para evitar la fricción.

Si vemos que la mancha persiste, podemos hacer otro lavado más largo o con agua más caliente, aunque en esos casos nos arriesgamos a que el abrigo se estropee, le salgan bolitas si es de lana, o se encoja.

Si metemos el abrigo en la lavadora, debemos colgarlo en cuanto termine el lavado, y mejor de una percha que de unas pinzas, para que no coja mala forma y el cuello y los hombros queden en perfecto estado. 

Ten en cuenta además, que algunos abrigos, como los plumíferos, van perdiendo forma con los lavados y se pueden llenar de arrugas. Lo mejor es que los sequemos con una secadora.

Fotos | Imaxtree

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir