Renta 2021: si has hecho reformas en tu hogar es posible que tengas nuevas deducciones en tu declaración

Renta 2021: si has hecho reformas en tu hogar es posible que tengas nuevas deducciones en tu declaración
Sin comentarios

En abril llegan el buen tiempo y la declaración de la renta. Aunque lo primero es todos los años una buena noticia asegurada, rendir cuentas con la Agencia Tributaria no siempre lo acaba siendo. Que nos salga a pagar o a devolver depende de la suma y resta de las cantidades de los rendimientos del trabajo, actividades económicas, retenciones y también deducciones que hayamos generado durante el año anterior. Por eso es importante saber qué podremos deducir en el ejercicio de 2022 y si has hecho obras en casa, estás de enhorabuena.

El Boletín Oficial del Estado publicó, el pasado mes de octubre, el Real Decreto-ley 19/2021, con varias medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Aunque, en anteriores declaraciones, las reformas del hogar ya permitían desgravar parte de la inversión, la novedad este 2022 es que se añade el supuesto de obras de mejora de eficiencia energética en viviendas.

Cabe recordar que, aunque entran en vigor en esta campaña, solo pueden disfrutar de estas ayudas en esta campaña las intervenciones que comenzaron a partir del 6 de octubre de 2021. Del mismo modo, podrán deducirse en la declaración de la renta del año que viene, las que se hagan hasta el 31 de diciembre de 2022. Además es necesario disponer de un certificado energético fechado en el año del ejercicio fiscal por el que se rinde cuentas.

Danielle Dolson Yen9xfiuafy Unsplash

Así, por obras en la vivienda habitual que rebajen un 7% la demanda de calefacción y refrigeración, algo que puede lograrse con ventanas de altas prestaciones, se opta a una deducción del 20%, con un máximo de 5.000 euros por vivienda.

A partir de aquí, las que reduzcan el consumo de energía no renovable el 30% o mejoren la calificación energética a A o B podrán beneficiarse de una deducción del 40%, con un máximo de 7.500 euros. En el último gran supuesto se llega a una deducción del 60% y un máximo de 15.000 euros por actuaciones de rehabilitación energética en edificios residenciales donde caiga el consumo el 30% o se alcance la certificación A o B.

No obstante, quedan excluidas segundas residencias, viviendas turísticas, plazas de garaje, trasteros, jardines, piscinas, instalaciones deportivas y elementos análogos.

Fotos | Unsplash

Temas
Inicio