Compartir
Publicidad
Publicidad

Lacoste en la Semana de la Moda de Nueva York Primavera-Verano 2008

Lacoste en la Semana de la Moda de Nueva York Primavera-Verano 2008
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lacoste celebra en la Semana de la Moda de Nueva York sus 75 años de historia. Los diseños de Christophe Lemaire, que es el director creativo de Lacoste desde el 2000 (antiguo colaborador de Thierry Mugler e Yves Saint-Laurent) siguen una línea simple, fresca y deportiva. La firma nació en 1933 en el País Vasco francés, de la mano del tenista René Lacoste, apodado "el Cocodrilo" por la tenacidad de su juego, quien, según cuentan, pidió a un amigo sastre que le confeccionara una camisa que transpirara mejor que la tela que por entonces se utilizaba para jugar al tenis.

Tres cuartos de siglo después de que naciera el famoso polo, la firma ha diseñado una colección para la próxima temporada con la que rememora y homenajea sus raíces, así como la elegancia que envolvía al tenis y a quienes lo practicaban.

Los diseños recuerdan los veranos del País Vasco francés y los aires de la playa de Biarritz con fajines rojos en la cintura. Predomina el blanco y negro tanto en prendas para hombre como de mujer con tan solo algunos detalles en rojo y negro, y algunos diseños en colores muy vivos.

Para el hombre, una línea de blazers blancas con solapas grises y pantalones a juego, combinados con cinturón de rojo pimiento y clásicas alpargatas anudadas a la pierna. No podía faltar los famosos polos Lacoste, con su sello inconfundible del cocodrilo, en su versión más atrevida, pierden el cuello y cambian botones por cremalleras y velcro. Se ciñen al cuerpo del hombre gracias al uso de la licra convirtiéndolos en más agresivos y masculinos.

Para la mujer, las cinturas altas, que no me gustan nada, pero es la moda que viene, y con aire marinero que dan un aire renovado a las propuestas femeninas. Pero sin duda, lo que más me ha gustado han sido los minivestidos de tenis para mujer, que pueden servir para jugar un partido de dobles a plena luz del día o para bailar hasta el amanecer en una pista de baile. Son diseños cómodos a la vez que estilosos.

Vía | Vogue/ EFE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos